Quantcast

Mesoterapia, la solución contra la grasa localizada

Cuando te planteas realizar un plan de adelgazamiento, la comida saludable y el ejercicio físico son elementos claves para conseguir los resultados que buscas. A ellos, se puede optar por añadirle una ayuda extra, un complemento para mejorar los resultados como, por ejemplo, la mesoterapia.

La mesoterapia corporal es un tratamiento duradero, uno de los más demandados y realizados en la actualidad gracias a sus excelentes resultados para conseguir reducir volumen.

Se trata de un tratamiento no quirúrgico, una opción ideal si no se quiere entrar en el quirófano. Consiste en la aplicación de una serie de inyecciones intradérmicas para el tratamiento de la grasa localizada y la celulitis.

Descubre qué ventajas tiene la mesoterapia, además de cómo se realiza y el proceso de recuperación. ¿Comenzamos?

Para qué se recomienda la mesoterapia

La técnica de la mesoterapia tiene diferentes utilidades, por lo tanto, se recomienda utilizar en los siguientes casos:

  • Para combatir la celulitis, tanto la dura como la blanda.
  • Para eliminar la grasa localizada.
  • Para eliminar la flacidez de la piel.

Es un tratamiento muy recomendado gracias a sus excelentes resultados, a los beneficios que trae consigo, así como su proceso sencillo y rápido.

Qué ventajas tiene la mesoterapia

El tratamiento de la mesoterapia cuenta con numerosas ventajas y beneficios, además de reducir la grasa localizada o tratar la celulitis, ofrece mucho más. Sigue leyendo para descubrir el top 3 de las ventajas de la mesoterapia:

  1. Es un procedimiento no invasivo. Es decir, para realizarlo no se necesita realizar ningún corte en alguna zona del cuerpo, por lo tanto, los riesgos son mucho más bajos que otros tratamientos contra la grasa corporal.
  2. Los tiempos de recuperación son cortos. No es necesario aplicar anestesia, ni tampoco la hospitalización, además de no tener ningún tiempo de incapacidad.
  3. Efectos visibles en un corto plazo. La mayoría de los pacientes comienzan a notar los efectos de manera rápida, entre la tercera y la quinta sesión, en función de las características de cada persona.

Cómo se hace el tratamiento de  mesoterapia

Ya sabes las ventajas que tiene la mesoterapia, además de conocer la razón por la que se recomienda, pero ¿cómo se realiza el proceso?

El tratamiento de mesoterapia es sencillo, no requiere entrar a quirófano, ya que se trata de un método no quirúrgico. Por medio de microinyecciones intradérmicas, se administra a los pacientes un fármacoque consigue disolver la grasa que se encuentra acumulada en distintas zonas del cuerpo. De este modo, se logra reducir la grasa y el volumen.

Estas inyecciones o tratamiento, por norma general, se aplican en la zona del abdomen, así como los muslos y glúteos. Ten en cuenta que es un tratamiento de varias sesiones, es a partir de la tercera o quinta sesión cuando los resultados comienzan a hacer su aparición.

En definitiva, se trata de una buena alternativa para luchar contra la grasa localizada: sencilla y con unos excelentes resultados en poco tiempo. Y tú ¿A qué esperas para comprobarlo?