Quantcast

Indemnización millonaria para una familia que perdió un hijo aplastado por un mueble de Ikea

El gigante sueco Ikea deberá indemnizar con 41,1 millones de euros a una familia por la muerte de un niño de 2 años tras caerle encima una cómoda de la marca.

La familia, originaria de California, llevó a juicio a la compañía en 2018 y acaba de llegar a un acuerdo por 46 millones de dólares, una cantidad de récord que, según informa la ‘BBC’, supone el mayor acuerdo judicial en la historia de Estados Unidos.

Jozef Dudek murió en mayo de 2017 cuando se subió un Malm, un mueble estilo cómoda que cedió y aplastó el cuello del pequeño provocando su muerte por asfixia.

Posteriormente, Ikea retiró del mercado el mueble en 2017 después de que ocho niños de Estados Unidos hubieran perdido la vida por causas similares.