Quantcast

El Cabildo contará con 820 millones de presupuesto en 2020 para sus proyectos sociales, energéticos y de economía productiva para Gran Canaria

•       Durante el ejercicio se incorporarán 55 y finalmente ascenderá a 875 millones
•       La Institución destinará 15 millones a crear plazas sociosanitarias, ampliará INFECAR, creará un instituto para la gestión del Patrimonio Mundial y proseguirá con la gran regeneración de la GC-1 y la GC-2
•       Morales resalta que un 25 % va destinado a políticas sociales y otro 25 tienen carácter económico
•       Los depósitos en los bancos por la regla del techo de gasto, que “ojalá cambie”, financia a la banca y no a la sociedad, exclama Morales
•       La cuantía para inversiones asciende supera los 124 millones

El Cabildo de Gran Canaria contará el próximo año con 875 millones de euros, 820 ya recogidos en sus presupuestos y 55 que se incorporarán en el nuevo ejercicio, para ejecutar sus políticas sociales y de economía productiva ligada a la sostenibilidad, las energías renovables y un cambio de modelo que más que construcciones y cemento conllevan una profunda modificación del concepto de la isla que la coloque a la vanguardia de la auténtica sostenibilidad.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, que hoy presentó el presupuesto de la Institución junto a su grupo de gobierno, explicó que en torno al 25 por ciento -205 millones-, va destinado a políticas sociales y otro tanto -207 en este caso-, tiene carácter económico, así que la mitad va destinado a luchar contra la pobreza, el paro y a respaldar a quienes más lo necesitan, así como a generar economía productiva innovadora, azul, circular e inteligente, para lo que 124,5 de ellos serán para inversiones.

El Cabildo invertirá 15 millones en crear plazas sociosanitarias, 10 millones en el emisario del norte, acometerá una importante ampliación en Infecar, creará un instituto para gestionar el Patrimonio Mundial, así como el esperado Museo de Bellas Artes, aparte de culminar la ampliación del Cabildo con la habilitación de nada menos que 300 plazas de aparcamientos, tan necesarios en la zona en la que se ubica la Institución insular en Bravo Murillo con Pérez Galdós y Buenos Aires.
Las cuentas permitirán proseguir con la gran regeneración de la GC-1 y la GC-2, acciones que tienen el objetivo de darle un vuelco a la imagen de la principal arteria de Gran Canaria, la que une el aeropuerto con la zona turística del sur y la capital, transitada por miles de vehículos al día pero que sin embargo había caído en un profundo deterioro de instalaciones abandonadas y residuos acumulados durante décadas que ahora forman parte de planes directores y un cronograma de proyectos ya redactados, en adjudicación y en ejecución.
La soberanía alimentaria, el equivalente al céntimo verde de 4,5 millones al año para proseguir con la reforestación de Gran Canaria, comercio, turismo sostenible, vivienda y promoción de la isla como destino de inversiones serán otros de los destinos del presupuesto del Cabildo de Gran Canaria.

Morales explicó que el presupuesto recoge 820 millones, 92 millones menos que el año pasado, porque los fondos del Fdcan suponen inicialmente 46 millones menos, a lo que se suma la amortización de 53 millones de duda pública, pero no es una situación definitiva porque serán ingresados 20 millones del Fdcan, a los que se sumarán otros tanto de aportación propia, más 15 millones acordados con el Gobierno canario para cubrir competencias transferidas. Con todo, la disponibilidad presupuestaria ascenderá finalmente a 875 millones para 2020.
Asimismo, explicó que los presupuestos presentan una estabilidad de 82 millones de margen y que la ejecución asciende al 70 por ciento, porcentaje que al finalizar el año se situará al nivel del ejercicio anterior del 80 por ciento.
500 millones inmovilizados por una ley estatal
El presupuesto cumple igualmente con la regla del techo de gasto, la normativa estatal que “ojalá” cambie cuanto antes como reclaman las administraciones locales, apostilló, pues tienen millones de euros inmovilizados en los bancos, 500 en el caso del Cabildo, sin poder destinarlo a las necesidades de la población.
A ello se agrega que los bancos van a comenzar a cobrar por esos depósitos, de manera que para colmo se convierten en dinero público que “financia a la banca y no a la sociedad”, criticó.
124 millones de inversión
La deuda de la institución se sitúa en apenas 31 millones de euros, solo el 17 % a personal debido también a restricciones legislativas, y el montante en inversiones asciende, subrayó, a 124,5 millones de euros, el 15 por ciento del presupuesto, para dar continuidad a los mil millones de inversiones en marcha en marcados en el Plan Transforma Gran Canaria.