Quantcast

El Cabildo denuncia con una conferencia la grave situación política y social que sufre la población de la región marroquí del Rif

El Patio acoge un acto para exponer el bloqueo del régimen marroquí a la zona y el silencio de la comunidad internacional
Intervienen el padre de Nasser Zafzafi, líder del Movimiento Rifeño condenado a 20 años de cárcel, y Rafael Lara, de la Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía

El Cabildo de Gran Canaria acoge hoy una conferencia para denunciar la grave situación política y social que atraviesa la población de la región marroquí del Rif y la violación de los derechos humanos de los presos, además del bloqueo del régimen marroquí y el silencio de la comunidad internacional ante lo que sucede en esta zona tras el movimiento social que comenzó en octubre de 2016 y que mantiene a más de 50 personas en la cárcel.

El acto está enmarcado en el programa Gran Canaria Solidaria y será a las 19.30 horas en el Patio del Cabildo con la colaboración de la Asociación Sociocultural Rif Canary y el Comité Mouhssin Fikri Canarias. Estará inaugurado por el consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, y la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana.

En la conferencia participará Ahmed Zafzafi, portavoz de los presos políticos del Rif y padre del considerado líder carismático de las protestas Nasser Zafzafi, condenado a 20 años de cárcel por Marruecos. También intervendrá Rafael Lara Batlleria, representante de la Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía.

Los rifeños quieren que los canarios conozcan que el pueblo vecino está sufriendo una represión brutal ante el silencio del resto del mundo. Sobre el Rif pesa un decreto de los años 50 que declaró militarizada la zona, que el Gobierno marroquí impide las inversiones y que sufre una discriminación social y económica que los rifeños luchan pacíficamente por superar.

Además de acabar con la militarización y la falta de estas infraestructuras y con la parálisis económica, porque ya no quieren tener que salir en pateras, los rifeños reclaman también que se aclare la muerte, triturado en un camión, del vendedor de pescado Mouhssin Fikri, y que supuso el detonante del movimiento social del Rif hace ya tres años.

En la actualidad, hay 52 personas condenadas en las cárceles marroquí, que sufren torturas, vejaciones e insultos, detalla Driss Bouamama, su representante en Canarias, quien agrega que cuatro de estos presos están en huelga de hambre para reclamar sus derechos.

Las familias de los presos  piden apoyo internacional, en especial de los gobiernos e instituciones de Europa, y lamentan que el Gobierno de España haya condecorado con la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil, la máxima de este cuerpo, al jefe antiterrorista de Marruecos, Abdellatif Hammouchi, denunciado en Francia por torturas al preso político saharaui Naama Asfari.