Quantcast

El grupo de murcianos que triunfó en las apuestas deportivas.

Un grupo de amigos de la localidad murciana de Caravaca de la Cruz ha puesto contra las cuerdas al gigante de las apuestas deportivas bet365. La casa de apuestas cerró o limitó las cuentas de los integrantes de Caravacapicks, el grupo de WhatsApp creado por estos murcianos mediante el cual acordaban apuestas que han hecho ganar mucho dinero a cada integrante del grupo.

Origen y procedimiento de Caravacapicks

Caravacapicks nace de la amistad de 8 caravaqueños. Los 8 resultan ser unos fanáticos de los deportes y cada reunión desemboca en una charla deportiva. Con estos precedentes y con el auge de las casas de apuestas, los amigos decidieron utilizar sus conocimientos deportivos en apostar. Para ello crearon el grupo de WhatsApp Caravacapicks en el que, de manera conjunta, deciden a qué partidos apostar y qué cantidades. Las decisiones son consensuadas en el grupo después de analizar las cuotas de los partidos.

Tres son los deportes en los que el grupo centraba la atención: fútbol, baloncesto y tenis. Algo que responde a una de las máximas del apostante: la especialización. Y es que, aunque todos tengan conocimientos generales sobre esos 3 deportes, cada uno de ellos aporta un plus especial en un deporte concreto.

Al principio apostaban pequeñas cantidades, 1 euro, 2… A medida que se dieron cuenta de que sus pronósticos solían acertar y de que estaban ganando dinero, decidieron aumentar el montante de las apuestas. De 2 euros por persona pasaron a apostar 250 euros entre todos; y siguieron ganando. Pero la cosa no quedó ahí. La noticia del éxito de las apuestas deportivas de Caravacapicks llegó a los oídos de mucha más gente. A ese grupo inicial empezaron a sumarse nuevos integrantes, amigos de los miembros de Caravacapicks y amigos de amigos hasta llegar a formar un grupo de 50 personas. Con los tips de estos sabios del deporte llegaron generar grandes ganancias. Cada uno apostaba una media de unos 100 euros semanales que se convertían en 500 euros de ganancias. Y algunas semanas especialmente fructíferas han llegado a ganar hasta 2.000 euros. Un negocio muy rentable para estos caravaqueños, pero un desastre para la casa de apuestas bet365 que cada semana tenía que desembolsar unos 25.000 euros en premios.

La casa de apuestas limita las apuestas

La respuesta de la casa de apuestas no tardó en llegar. Bet365, viendo el éxito que tenían en sus apuestas decidió aplicar las cláusulas del contrato B.4.2, D.1.1 y D.1.3 gracias a las cuales puede, en cualquier momento y de manera unilateral, cerrar la cuenta de un usuario o limitar las cantidades que se pueden apostar.

El grupo de amigos decidió acudir a un abogado para solucionar una situación que les parecía injusta. El ciezano Borja Fernández ha sido el encargado de llevar el caso a los tribunales. La demanda conjunta presentada solicita la nulidad de las cláusulas por considerarlas abusivas, ya que, según el abogado, vulneran la Ley de Condiciones Generales de la Contratación y la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios.

El Juzgado de Primera Instancia número 64 de Madrid ha fallado a favor de los demandantes, aunque admite recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. Mientras el caso se resuelva, los miembros de Caravacapicks siguen ganando apuestas con otras bookies.