Quantcast

Donó el cuerpo de su madre a la ciencia y descubre que fue utilizado para probar explosivos

Un hombre donó el cuerpo de su madre, enferma de azheimer, a un centro de recursos biológicos cuando la mujer falleció en 2014 a los 73 años. Jim Stauffer cedió los restos de su madre con la idea de que los médicos innvestigaran su cerebro en busca de alguna cura para la enfermedad.

Cinco años después, Stauffer descubrió que el cadaver de su madre fue utilizado en una prueba de explosivos realizada por un contratista del Pentágono.

El cuerpo fue atado a una silla y detonaron una bomba debajo para simular lo qué sucede con un cuerpo humano cuando un coche pasa por encima de un artefacto explosivo.

“Me siento engañado”, contó el hijo a la cadena estadounidense ‘KNXV-TV’.

Stauffer se unió a una demanda colectiva contra BRC, el centro que supuestamente iba a destinar el cuerpo a estudios sobre la pérdida de memoria.