Quantcast

El 55% de los infieles señala que se puede ser feliz en el matrimonio y a la vez engañar a su pareja

¿Son infieles las personas que viven en un matrimonio feliz? La felicidad en el matrimonio se vincula con el matrimonio ideal, perfecto, en donde los problemas no existen y sí hay alguna complicación se resuelve de forma rápida dentro de la pareja. Por este motivo, Ashley Madison, el portal líder mundial de citas para personas casadas, ha realizado un estudio  para analizar si sus usuarios se encuentran dentro de un matrimonio feliz o no.

Los datos han arrojado una clara evidencia de que se puede ser infiel y a la vez ser feliz dentro del matrimonio, un 44% de los infieles dice sentirse felizmente casado y más de las mitad (55%) piensa que se puede ser feliz en su matrimonio y al mismo tiempo ser infiel.

El matrimonio y la monogamia son conceptos más complejos que se escapan de los pensamientos que existen en gran parte de la sociedad de cómo debería ser el rol de las parejas en el matrimonio y su fidelidad. Pero la realidad difiere mucho, ya que el 78% de los encuestados explica que para llegar a un matrimonio feliz se debe de lograr la felicidad individual. “Muchas personas necesitan redescubrirse o reencontrarse de nuevo y la mejor forma que tienen de hacerlo es siendo infiel”, expone Christoph Kraemer, responsable del mercado europeo para Ashley Madison. “Una vez que están en ese punto, los infieles pueden ser felices con ellos mismos y a su vez con su pareja”. Aun así, no se puede olvidar que es necesario el cuidado dentro de la pareja así como no dejar de lado las necesidades de cada uno, como señala el 68% de los infieles, que dice que es necesario satisfacerse mutuamente para que el matrimonio vaya como la seda.

Además, el 58% de los usuarios que han sido encuestados piensa que es imprescindible saber perdonar y ser paciente con su pareja para poder llegar a una felicidad individual plena y por consiguiente conseguir un matrimonio feliz.

Claves para tener un matrimonio feliz según el infiel

1.    La felicidad individual de cada cónyuge es indispensable (78%).

2.    Satisfacer las necesidades del otro (68%).

3.    Satisfacer las necesidades íntimas entre ellos (65%).

4.    Paciencia y perdón en la pareja (58%).

5.    Cada cónyuge se ve reforzado gracias al matrimonio (49%).

Christoph Kraemer, señala que “muchos de nuestros usuarios no están satisfechos con las relaciones sexuales en su matrimonio pero sí que están contentos en su día a día, por ello, deciden mantener una relación sexual con otra persona y de esta manera consiguen ser más felices personalmente y como consecuencia en su matrimonio”.