Quantcast

El Tribunal del `procés´ concede permiso extraordinario a Rull por la intervención quirúrgica de su hijo

El Tribunal de la causa del `procés´ ha concedido permiso extraordinario al exconseller Josep Rull para salir de prisión el 20 de agosto, con motivo de una intervención quirúrgica de su hijo.

La Sala ciñe el mencionado permiso exclusivamente a que pueda visitar al familiar en los términos y horarios solicitados por el centro penitenciario. Se trata de una salida a las 6.30 horas y reingreso una vez finalizada la intervención quirúrgica y después de visitar a su hijo en el centro hospitalario.

No es la primera vez que Rull abandona la prisión para visitar a su hijo por motivos médicos. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo analizó el pasado enero las explicaciones que le remitió la directora de la prisión de Lledoners (Barcelona) sobre la autorización que concedió al exconseller Josep Rull para salir de la cárcel el pasado 5 de enero y visitar a su hijo pequeño, que había sufrido una caída y se encontraba en el hospital.

Los integrantes de la Sala, tras analizar lo sucedido, acordaron no dar traslado al fiscal de ninguna documentación sobre este asunto, por lo que los magistrados dieron por zanjado el incidente y no emprendieron acciones contra la dirección de la prisión.

Rull ha sido juzgado por rebelión en el juicio por el `procés´ independentista. Los magistrados dictaron en ese momento que “la gravedad del accidente” sufrido por el menor, las explicaciones dadas por la dirección del centro penitenciario y la documentación enviada eran suficientes.

El Tribunal Supremo (TS) decidió estudiar en ese momento todos los extremos de la salida del exconseller catalán Josep Rull de la prisión de Lledoners (Barcelona) para visitar a su hijo pequeño en el hospital el pasado día 5 de enero, gracias a un permiso extraordinario concedido de urgencia por la directora de la cárcel sin comunicarlo al TS, que es el tribunal competente para tomar la decisión.

El niño, de seis años, había ido a la prisión a visitar a su padre y durante el ‘vis a vis’ familiar sufrió una fuerte caída y un golpe en la cabeza que le hizo perder el conocimiento, tras lo cual fue trasladado a urgencias del Hospital Sant Joan de Déu de Manresa. Fue entonces cuando Rull pidió el citado permiso extraordinario de urgencia para visitar a su hijo.

Las autoridades penitenciarias comunicaron la petición a la jueza de guardia de Manresa, que respondió que no era la instancia judicial competente para tomar esa decisión, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La jueza de Manresa indicó que es al tribunal juzgador al que le corresponde decidir sobre el permiso solicitado, es decir, que sería competencia del Supremo. Sin embargo, el artículo 161.4 del reglamento penitenciario permite al director otorgar permisos extraordinarios aunque en el caso de internos preventivos “será necesaria» la autorización expresa de la autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno. El Tribunal Supremo fue informado `a posteriori´ de lo sucedido.

(SERVIMEDIA)