Quantcast

Más de 100 coches acaban en un campo vacío siguiendo una ruta de Google Maps

Los sistemas GPS pueden ser de mucha utilidad para los viajeros porque ayuda a la localización e indican la ruta más segura y rápida hasta nuestro destino.

Pero esto ocurre en la mayoría de los casos. Sin embargo, más de cien vehículos se vieron atrapados en medio del campo al intentar evitar un atasco causado por un accidente en una de las vías de acceso que conduce al Aeropuerto Internacional de Denver, en Colorado.

Tras buscar una ruta alternativa en Google Maps, los avispados conductores acabaron en medio de la nada, informó la ‘DenverPost’.

El GPS indicó a los afectados una ruta poco transitada que debido a las reciente lluvias que azotaron el estado se había convertido en un lodazal, donde los vehículos quedaron atrapados. Se trataba de una vía privada que, debido a que su señalización estaba deteriorada, Google no supo interpretarla.

El gigante tecnológico se vio obligado a emitir un comunicado de disculpas: “Tenemos en cuenta muchos factores a la hora de determinar las rutas de conducción, incluyendo el tamaño de la carretera y la exactitud de la ruta”. “Aunque siempre trabajamos para proporcionar las mejores direcciones, pueden surgir problemas debido a circunstancias imprevistas como el clima. Animamos a todos los conductores a seguir las leyes locales, estar atentos y usar su mejor juicio mientras conducen”.