Quantcast

El Gobierno asegura que el recuento estuvo “bien realizado” y sólo se dio “algún error humano”

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, aseguró este viernes que el recuento de las elecciones del 26-M estuvo “bien realizado” y contó con “todas las garantías”, aunque reconoció que se pudo producir “algún error humano” al trasladar el resultado de las actas a los ordenadores.

Celaá se refirió a esta cuestión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde fue preguntada por la rectificación de resultados del 26-M en algunos lugares, como en Ibiza y León, que fueron corregidos tras las quejas de los partidos.

Según la portavoz, el escrutinio de los comicios locales, autonómicos y locales estuvo “bien realizado”, contó con “todas las garantías” y la necesaria “transparencia”. Sostuvo que sólo se ha constatado “algún error humano” que dijo se da “en todas elecciones”.

No obstante, la ministra anunció que el titular de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, comparecerá en el Congreso para dar “todas las explicaciones” sobre el recuento, algo que solicitó el PP este jueves, que considera que el Ejecutivo debe constatar las “anomalías” registradas.

“DESCUADRE DE LÍNEA”

Celaá adelantó que estas “anomalías” a las que se refiere el PP tienen que ver con “dos cuestiones” distintas, la primera de las cuáles es la forma en la que la empresa contratada volcó los datos. Añadió que el segundo aspecto es algún error puntual que haya podido darse cuando los representantes de las mesas electorales introdujeron la información en los ordenadores.

Sobre el primer aspecto, la portavoz explicó que la empresa adjudicataria adoptó el patrón de facilitar en el ámbito municipal todos los votos, tanto los que daban derecho a concejal como los que no, mientras que en la esfera provincial sólo se incluyeron los “votos eficientes” o que dieron derecho a escaño.

Explicó que esto es una cuestión de la forma de “emisión de datos”, pero que “el escrutinio es perfectamente correcto”. Por este motivo, dijo que no han encontrado “responsabilidad punitiva” que lleve a sancionar a la empresa adjudicataria.

Sobre la cuestión de la trasladación de los datos de las actas a los ordenadores, Celaá reconoció que se ha podido producir “algún error humano”, pero dijo que es algo que se produce “en todas las elecciones”.

Indicó que se debe a que el acta que rellena los miembros de las mesas tiene un “un descuadre de línea” respecto a la plantilla del programa en el que se introducen los resultados, lo que ha podido dar lugar a alguna equivocación.

(SERVIMEDIA)