Quantcast

Cuatro de cada diez españoles consulta síntomas de enfermedades por Internet

Cuatro de cada diez españoles afirma que consulta síntomas de enfermedades por Internet, según concluye el ‘I Estudio sobre Salud y Estilo de Vida’ de Aegon, que señala que el 44% busca información sobre síntomas y dolencias y un 13% de los encuestados da credibilidad a este diagnóstico.

Sin embargo, el 54% de los españoles ni busca ni se fía de la información sobre afecciones que existe en Internet y por eso no lo utilizan para hacer este tipo de consultas. Clasificando los datos por regiones, Madrid (54%), Castilla La-Mancha (50%) y Baleares (49%) son las comunidades autónomas donde más se buscan posibles diagnósticos en Internet.

Además de hacer la búsqueda, los madrileños son los que más credibilidad dan a la información consultada (20%). Por comunidades, muchos ciudadanos de Andalucía (18%), Valencia (18%) y Canarias (15%) también se fían de la información sobre afecciones que buscan en Internet. En el lado contrario, los asturianos (28%), los navarros (32%) y los gallegos (34%) son los que menos credibilidad dan.

Los españoles con formación universitaria son los que “más consultan afecciones en Internet” (49%), seguidos de cerca por aquellos con estudios secundarios, con un 46%. Por el contrario, aquellos que sólo cuentan con estudios primarios son, con un 15%, los menos proclives a buscar enfermedades o síntomas en la Red.

Los españoles con estudios superiores y secundarios, un 15% y 16% respectivamente, aseguran que le da credibilidad a la información buscada en la web, mientras que los que tienen estudios primarios o menos son los más escépticos con lo información consultada, según el estudio de Aegon.

“Resulta curioso que sean los españoles con estudios universitarios quienes más credibilidad dan a la información médica encontrada en la web. Internet es una herramienta muy útil para acceder a cualquier tipo de información, pero en cuestiones médicas lo mejor es acudir a los especialistas. La saturación de información y la falta de conocimientos médicos puede llevar al paciente a confusiones”, apunta la responsable de investigación de mercados de Aegon para España, Carmen Martínez.

Por edades, las personas entre los 18 y 34 años son quienes más emplean la Red para consultar enfermedades. La cifra va disminuyendo según avanza la edad, ya que solo el 19% de españoles con más de 64 años afirma consultar Internet para resolver sus dudas médicas.