Compartir

Un joven de 22 años ha resultado herido de gravedad tras sufrir un accidente en la M-40 de Madrid durante la pasada noche. Al no presentarse al trabajo ni contestar al móvil, sus familiares salieron en su búsqueda y realizaron su recurrido habitual, hasta que le localizaron.

Tras llamar a los servicios de emergencia, los Bomberos lograron rescatar al conductor del interior del vehículo, y los profesionales del SAMUR le estabilizaron e intubaron antes de trasladarlo con pronóstico grave, e inconsciente, al Hospital de la Paz.

Según ‘TeleCinco’, la Guardia Civil investiga las causas del accidente que tuvo lugar hacia las 22:30 de la noche. Al parecer el joven que iba sólo, se salió de la vía, en una curva cerrada, en el ramal con la A-1, en sentido Madrid y colisionó con un pilar.