Compartir

Que la reina Letizia es una mujer con carácter ya lo sabíamos, pero hoy tenemos una nueva prueba de ello.

Durante un acto público en Sevilla, hasta donde acudieron los reyes para inaugurar la exposición El viaje más largo, Letizia aprovechó para saludar a los ciudadanos que habían acudido a las puertas de los Reales Alcázares para verles de cerca.

Sin embargo, la reina estuvo a punto de caer al suelo ya no vio el escalón que venía. Ni ello lo vio, ni nadie de su equipo de escoltas se lo avisó, por lo que la monarca no tuvo ningún reparo en decírselo mientras seguía saludando.

“No me has avisado del escalón y casi me mato”, le recriminó.