Compartir

La Policía busca a un preso de 50 años y de nacionalidad portuguesa, que padece una enfermedad contagiosa y que ha logrado escapar del hospital Gregorio Marañón donde se encontraba ingresado.

Para lograr su objetivo ha abierto la ventana y se ha descolgado con la ayuda de varias sábanas que ha unido.

Varios agentes de la policía custodiaban al preso desde fuera de la habitación dada la enfermedad contagiosa que tenía. Cuando ha entrado un sanitario han descubierto que no se encontraba en su interior.

Los hechos tuvieron lugar cerca de la una de la madrugada de este miércoles.