Compartir

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid han confirmado que un brasero ubicado en el salón de una vivienda de Leganés fue el culpable del inicio de las llamas que esta noche ha obligado a intervenir a los equipos de emergencia.

En el momento del incendio había dos ancianos y tres niños en el interior de la vivienda. Las dos personas mayores tuvieron que ser rescatadas por los bomberos a través de la ventana, mientras que los menores lograron salir por sus propios medios de la vivienda.

Fue el nieto mayor el que cogió de la mano a los dos más pequeños y les acompañó hasta la salida de la vivienda.

Los dos ancianos permanecen ingresados en un centro hospitalario. Otras 30 personas fueron atendidas por inhalación de gas.