Compartir

Una caída brusca de hasta nueve grados en los termómetros recordará este jueves que aún no es ’40 de mayo’ y que es necesario ponerse el sayo, en una jornada donde los termómetros marcarán menos de 20 grados en amplias zonas de la mitad norte peninsular y con tormentas y chubascos localmente fuertes en el centro y el noreste de la península.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que este jueves, 4 de junio o ’35 de mayo’, se espera un ascenso en los termómetros solamente en el litoral de Alicante y Murcia, mientras que habrá un descenso en la mayor parte de la península, lo que será localmente notable en el interior, concretamente en un área que va desde Lugo y cae en dirección sureste hasta llegar a Teruel, además de Cuenca y zonas de Valencia, Ciudad Real, Albacete y Granada.

Así, la caída térmica será de nueve grados en Soria en apenas 24 horas (pasará de 27 grados el miércoles a 18 grados este jueves); ocho en Burgos y Zaragoza; siete en Cuenca, Girona, Pamplona y Teruel, y seis en Albacete, Ciudad Real, Córdoba, Granada, León, Lleida, Oviedo, Palencia y Vitoria. “Podemos decir que será una jornada fresca en el interior peninsular”, apuntó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

No en vano, los termómetros reflejarán solamente más de 30 grados en zonas próximas a la costa de Almería, Murcia, Alicante y Valencia, mientras que habrá menos de 20 en buena parte de la mitad norte de la península.

Las capitales más frescas serán Oviedo (17ºC); Burgos, Pamplona y Soria (18), además de A Coruña, Bilbao, León y Santander (19). Son valores más propios de comienzos de mayo que de principios de junio. Por el contrario, hará más calor en Alicante y Murcia (33), y Málaga y Valencia (30).

TORMENTAS

Por otro lado, Del Campo indicó que este jueves se espera “un aumento general de la inestabilidad”, puesto que aparecerán “chubascos localmente fuertes acompañados de granizo en buena parte del norte y centro peninsular”.

No en vano, un frente atlántico avanzará hacia el sur y el este de la península, con chubascos y tormentas en el centro, el Sistema Ibérico, el resto de Aragón, Cataluña y el norte de Valencia, que pueden ser fuertes, pero que irán remitiendo conforme el frente se vaya desplazando y debilitando.

Detrás del frente quedará un flujo de viento del norte que dejará cielos nubosos o cubiertos en el Cantábrico, con precipitaciones que podrían ser algo intensas y persistentes, quizá con tormenta y granizo, en su mitad oriental. No en vano, donde más lloverá este jueves es en el este del Cantábrico y Girona. En el cuadrante suroeste y en el interior del cuadrante sureste es probable que se produzcan chubascos y alguna tormenta durante la tarde.

En Baleares habrá intervalos nubosos y no se descarta algún chubasco que podría ser localmente fuerte, y en Canarias aparecerán nubes con lluvias y chubascos en las islas occidentales. Además, soplarán intervalos de poniente fuerte en el entorno de Alborán.

AVISOS

La inestabilidad atmosférica ha obligado a la Aemet a activar avisos por lluvia, tormenta, viento o mala mar en 12 provincias repartidas entre siete comunidades autónomas y ubicadas en el norte, el centro y el sureste peninsular.

En el norte, hay aviso amarillo por lluvias persistentes en el litoral de Cantabria, Guipúzcoa, Vizcaya y la vertiente cantábrica de Navarra, así como tormentas y lluvias fuertes en Girona.

Respecto a la zona centro, Cuenca tiene activado el aviso amarillo por lluvias fuertes en la serranía, como Albacete por rachas fuertes de viento de 70 km/h en La Mancha, Alcaraz y Segura.

Y en el sureste, el aviso amarillo afecta a buen parte de Almería y Granada por rachas de 70 km/h y olas de dos a tres metros, Jaén (Cazorla y Segura) y Murcia (Altiplano) por rachas fuertes de viento, y Málaga (Axarquía) por mala mar.

(SERVIMEDIA)