Compartir

El mundo del arte nos ha dejado otra curiosa escena que invita a la reflexión. Si sorprendente fue que se vendiera por 120.000 dólares una instalación que consistía en un plátano pegado a la pared, más sorprendente ha sido la forma en la que ha desaparecido.

‘ElComedian’, es como se llamaba la polémica obra que diseñó Maurizio Cattelan y que sorprendió al público al colocar un plátano sujeto a la pared con un trozo de cinta americana. Aunque se pensara que era imposible, consiguió vender la obra por 120.000 dólares en el Art Basel Miami Beach.

Más surrealista ha sido ahora la forma en la que ha desaparecido: otro artista, el neoyorkino David Datuna, se lo ha comido y ha compartido las imágenes en Instagram  asegurando que se trataba de una ‘performance’ de un “artista hambriento”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

“Hungry Artist” Art performance by me 🙂 I love Maurizio Cattelan artwork and I really love this installation It’s very delicious 🙂

Una publicación compartida de David Datuna (@david_datuna) el

Según dice el creador de la obra, el valor de la pieza artística reside en el certificado de autenticidad por lo que el plátano podrá ser sustituido sin problema.