Compartir

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de seis meses de cárcel impuesta por la Audiencia Provincial contra un profesor de la Universidad de León, por acosar sexualmente a una alumna durante las horas de tutoría.

Según informa la ‘Cadena Ser‘, el docente no se verá obligado a entrar en prisión, pero la sentencia de la magistrada Carmen Lamela sí le prohíbe trabajar como profesor durante tres años y tendrá que indemnizar a la víctima con 2.500 euros.

Los hechos se remontan a los años 2006 y 2009, cuando la joven era estudiante de su clase de Instalaciones eléctricas, y en las horas de tutoría sufrió comentarios como “perdona, es que te estaba mirando las tetas”, o “a veces no hay necesidad de estudiar para aprobar, hay muchas maneras de aprobar”.

Finalmente la víctima presentó su queja ante la Universidad y constató que no era la única alumna que había sufrido un “trato parecido” y fue la propia Institución quien denunció los hechos ante la Fiscalía.