Quantcast

Yolanda Díaz dice que los tributos que gravan los artículos de lujo pueden ser “redimensionados”

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado que la “percepción social” de que la carga tributaria recae en gran medida en las clases populares y los trabajadores se corresponde con una situación que es “real”, por lo que se ha mostrado partidaria de bajar los impuestos a una parte de la ciudadanía y, al mismo tiempo, subir otros tributos que, como los que gravan los artículos de lujo, pueden ser “redimensionados”.

Díaz, que este miércoles se encuentra de visita en Euskadi para mantener varios encuentros con dirigentes institucionales y agentes socioeconómicos, se ha referido al debate en torno a la conveniencia o no de reformar el modelo fiscal.

Aunque ha recordado que esta cuestión no es competencia de su Ministerio, ha precisado que “no se trata de subir o bajar impuestos”, sino de “reformular” el sistema impositivo del Estado.

Este –según ha dicho– es uno de los “mandatos” que afronta el Gobierno en la presente legislatura, dado que la estructura tributaria de España “rinde cuentas a estructuras sociales del siglo XX”, por lo que debe ser adecuada a la realidad del siglo XXI.

POSTURA DE LA UE

Díaz ha recordado que la necesidad de reformular la actual estructura tributaria es algo que plantea la propia Comisión Europea. El objetivo de una eventual reforma –ha añadido– debe ser configurar nuevas figuras tributarias “que definan muy bien” las relaciones económicas existentes en la actualidad.

La ministra ha reiterado que “no se trata de subir o bajar impuestos”, sino de “quién paga” dichos impuestos. En ese sentido, ha recordado que existe una “percepción social” de que la carga fiscal recae “en gran medida” en las clases populares y los trabajadores, una sensación que, según ha destacado, se corresponde con una situación que es “real”.

Por ese motivo, se ha mostrado partidaria de bajar los impuestos que más afectan a una parte determinada de la sociedad y de subir otras figuras tributarias con mayor incidencia en otros sectores. Como ejemplo, ha citado los impuestos que gravan los artículos de lujo, sobre los que ha afirmado que pueden ser “redimensionados”.

Comentarios de Facebook