martes, 29 septiembre 2020 4:58

UGT pide al Gobierno ampliar el plazo de 3 meses de silencio administrativo del IMV

UGT ha instado al Gobierno a ampliar el plazo de tres meses de silencio administrativo del Ingreso Mínimo Vital ante el “colapso”, para que las solicitudes no decaigan, y demanda que se considere la fecha de petición de cita como la fecha efectiva de presentación de la solicitud en todas las instancias.

Asimismo, pide que se amplíe el periodo de carencia que vence el próximo 15 de septiembre, para que todas las personas beneficiarias puedan finalmente recibir la prestación con efecto al 1 de junio.

“El colapso en la gestión del Ingreso Mínimo Vital hace que el plazo de silencio administrativo (que se entiende negativo si a los tres meses no hay respuesta) puede hacer que la mayoría de las 740.000 solicitudes que se han presentado puedan decaer, pues actualmente han sido tramitadas menos de 40.000, y el resto continúan a la espera”, indica el sindicato.

Según señala, se trata de dar “tranquilidad” a las personas demandantes del IMV que pueden temer que, superados estos tres meses sin respuesta a su solicitud, esta fuera desestimada, por superación del plazo legal de silencio administrativo sin haber recibido una respuesta.

El sindicato ha puesto en marcha un servicio de reclamación a través de su página web ‘https://www.ugt.es/’. En cuatro días, desde el 1 de septiembre hasta el viernes 4 de septiembre, se habían rellenado más de 8.000 formularios para reclamar la falta de respuesta o de cobro del Ingreso Mínimo Vital.

“Es prioritario que el IMV se pague ya y que todas las personas demandantes guarden el derecho a percibirlo desde el 1 de junio de este año, subraya el sindicato. Además, UGT considera la posibilidad de plantear futuras movilizaciones, si esta situación no se soluciona.

UGT ya demandó tanto en la Comisión Ejecutiva como en el Consejo General del INSS, una solución urgente para aquellas personas demandantes del IMV cuyas solicitudes de cita están siendo asignadas fuera del plazo de carencia, hasta el 15 de septiembre, lo que les deja sin el reconocimiento de la prestación a fecha 1 de junio, perdiendo hasta 3 meses de prestación en la práctica.

CITAS PARA OCTUBRE

“En UGT hemos tenido conocimiento de que muchas personas que carecen de medios telemáticos y acuden a ayuntamientos para que les tramiten la solicitud, ya en junio estaban siendo citadas para este trámite en octubre”, indica.

Para UGT es urgente dar una respuesta “ya”, pues las personas solicitantes del IMV “no pueden esperar más”. Por ello, ha planteado como solución ampliar el período transitorio o considerar la fecha real de petición de cita como fecha de presentación de la solicitud en todas las instancias, incluidos ayuntamientos, pues “los retrasos en la gestión no son responsabilidad de las personas demandantes”.

Además, dada la situación de “bloqueo”, cree que sería también deseable que se ampliara el periodo de carencia que vence el 15 de septiembre, para que todas las personas beneficiarias puedan finalmente recibir la prestación con efecto al 1 de junio.

El sindicato reitera la necesidad de incrementar los medios del INSS y que se establezca una nueva estructura que permita reordenar y racionalizar los medios humanos disponibles pues, según precisa, “se han perdido en torno a 6.000 efectivos y los restantes tienen una media de edad de 56 años”.

El sindicato reclama además, la puesta en marcha de las mesas de Diálogo Social para que se puedan negociar con los Agentes Sociales los reglamentos de desarrollo y considera fundamental que se logren acuerdos con administraciones locales y autonómicas para facilitar y agilizar la gestión del IMV.