Quantcast

La presidenta balear, “dispuesta a escuchar” las peticiones de retrasar el toque de queda

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, se ha mostrado este lunes dispuesta a “escuchar” las peticiones que llegan tanto del sector hostelero como de ayuntamientos y consells insulares de retrasar el inicio del toque de queda a la medianoche para perjudicar lo menos posible a la restauración.

En una rueda de prensa tras participar en la Conferencia de Presidentes, la jefa del Ejecutivo autonómico ha emplazado a una reunión prevista para este lunes en la que se abordará la cuestión.

Armengol ha subrayado que el Govern siempre ha escuchado las diferentes opciones pero ha insistido en que lo primero es proteger la salud de los ciudadanos y bajar la incidencia acumulada porque, ha apuntado, “sin salud no hay economía”.

La presidenta del Govern ha asegurado que entiende las reclamaciones del sector de la restauración en este sentido y ha reconocido que la situación de Baleares, sin ser buena, es mejor que la de otras Comunidades Autónomas.

Según ha adelantado, en la reunión se insistirá con los restauradores en la cuestión de la ventilación y en todo caso ha insistido en animar a hacer una apuesta por los espacios abiertos.

CONFINAMIENTOS Y MOVILIDAD

Por otra parte, la presidenta del Govern ha defendido la “absoluta adecuación” de la figura del estado de alarma para afrontar la actual situación y la ha calificado como una “herramienta útil” que da un paraguas jurídico que facilita la toma de decisiones.

En todo caso, Armengol ha asegurado que en estos momentos no son necesarias medidas más restrictivas como los confinamientos más allá de barrios o ciudades -una isla o toda la región- aunque si llegan a ser necesarios, ha advertido, se aplicarán porque el estado de alarma ofrece esta posibilidad.

Sobre la temporada navideña, la jefa del Ejecutivo autonómico ha reducido el horizonte temporal para asegurar que será cada 15 días cuando se vayan tomando las decisiones de relajar o endurecer las medidas en función de los datos epidemiológicos.

“No es suficiente con ser la segunda mejor autonomía de España para abrir la economía sino que hay que alcanzar las cifras marcadas a nivel europeo”, ha apuntado. Armengol ha asegurado que en este momento las cosas “no van bien” por lo que se necesitan medidas “de mucha contención”.

Comentarios de Facebook