Quantcast

Junta Castilla y León utilizará las herramientas a su alcance en defensa del sistema educativo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado que el Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos utilizará “todas las herramientas” a su alcance en defensa del sistema educativo de la Comunidad, que ha reivindicado como un referente de calidad, de equidad y de libertad en España y en Europa fruto de la herencia que “hay que proteger y mejorar, porque hay margen de mejora de cara al futuro”.

Este es uno de los mensajes que ha traslado el presidente de la Junta tras reunirse este viernes con los representantes de las organizaciones representativas de la enseñanza concertada en la Comunidad con los que ha analizado las repercusiones de la futura ley de Educación que, según ha reprochado, ataca un sistema ya consolidado en el que coexisten la educación pública y la concertada con “muy buenos resultados”.

El presidente, que ha abogado por proteger y por mejorar la coexistencia de la enseñanza pública y privada junto a la especial, ha explicado que la Junta va a utilizar todas las herramientas jurídicas a su alcance para preservar la calidad, la equidad y la libertad del actual modelo una vez que se aprueba la norma que, tras el visto bueno del Congreso de los Diputados, llega ahora al Senado donde, según sus palabras, hay que seguir trabajando y dar margen al juego democrático.

“La ley todavía no se ha aprobado”, ha evidenciado. “Ahora tiene que pasar el trámite en el Senado, vamos a ver lo que ocurre a partir de ahí sobre posibles recursos o no”, ha añadido para dejar esa decisión en manos de los servicios jurídicos de la Comunidad.

Para ello, la Consejería de Educación va a abrir ahora un proceso de diálogo con toda la comunidad educativa para buscar el instrumento jurídico que concite “la mayor protección y el mayor consenso”. El presidente la Junta ha recordado asimismo que las puertas de su despacho están abiertas para todos y ha asegurado que no tendrá ningún problema en reunirse con la comunidad educativa en su conjunto, a preguntas de los periodistas sobre un encuentro con los representantes de la privada.

Según ha precisado el presidente, será una normativa en materia de Educación que salvaguarde los derechos fundamentales de alumnos y familias, que proteja la libertad de elección de centros, “ya sean públicos o concertados, especiales u ordinarios, apostando siempre por la educación inclusiva”.

En este punto, ha enviado un mensaje de “tranquilidad” y de “apoyo” a todos los representantes de la enseñanza en Castilla y León y ha insistido en que la Junta defenderá la libre elección de centro en condiciones de igualdad, una premisa que los poderes públicos deben garantizar “y no agredir”, ha reprochado al Gobierno.

Fernández Mañueco ha reiterado su convencimiento de que la oferta pública y concertada “enriquece” el sistema educativo en Castilla y León y ha afirmado en concreto que es tan importante “la una como la otra” por lo que ha insistido en que si la ley del Estado no garantiza la pervivencia del “modelo de éxito” de la Comunidad tendrá que tomar las decisiones necesarias para preservar “durante años” lo que ha funcionado bien, en un llamamiento a “ser ambiciosos” y a “mirar al futuro, a la vanguardia y a la transformación digital en las escuelas”.

“Hemos pedido un pacto de Estado por la educación y nos hemos encontrado la Ley Celaá, un ejemplo de la más vieja política sectaria que se hace contra y eso nunca es bueno. Tenemos que unir, no dividir; tenemos que integrar, no confrontar”, ha manifestado para aclarar que la postura de la Junta será “institucional y, por lo tanto, neutral”.

Comentarios de Facebook