Quantcast

Jefa de servicio de Empleo señala el “desorden” de expedientes como el de Acyco

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha continuado este martes el juicio relativo a las subvenciones autonómicas concedidas a la empresa de Dos Hermanas (Sevilla) Aceitunas y Conservas (Acyco), una pieza separada de la macro causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares o innecesarios y las ayudas directas y sin publicidad a empresas con cargo a los fondos de la Junta de Andalucía, con la comparecencia de nuevos testigos.

Entre ellos, ha testificado Carmen G.L. por su papel como jefa de servicio en la Consejería de Empleo y en la comisión de información reservada constituida por dicho departamento autonómico allá por 2011, para revisar la documentación relativa a los ERE incentivados con fondos autonómicos una vez que ya estaba en marcha la investigación judicial en la materia.

Esta funcionaria ha rememorado que fue el entonces viceconsejero de Empleo Justo Mañas quien realizó el “encargo” de crear dicha comisión reservada y examinar los expedientes de los ERE subvencionados con cargo al programa 31L de los presupuestos de la Junta de Andalucía, con la directriz de “manifestar” cualquier “incidencia” o aspecto que les “llamase la atención”.

En ese sentido, Carmen G.L. ha narrado que tanto en el caso de la subvención concedida al ERE de Acyco como en el resto de expedientes de ayudas similares, la documentación consistía fundamentalmente en “fotocopias nunca compulsadas” y documentos “desordenados” entre los que figuraban papales relativos a las pólizas de las prejubilaciones de los trabajadores incluidos en los ERE.

SIEMPRE “FOTOCOPIAS”

Sí era “posible” que algunos de los expedientes incluyesen la resolución de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía autorizando la subvención, aunque siempre mediante “una fotocopia”.

Aunque en algunos de los expedientes figuraban documentos sobre la “justificación” de la ayuda concedida, según ha dicho, tales expedientes “nunca estaban lo suficientemente” completos. Los expedientes, según ha indicado, estaban basados en “un argumentario muy generalista”.

Esta testigo ha relatado además que a su entender, estos expedientes eran “muy directamente llevados” por el propio director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, en alusión al acusado en este caso y recientemente fallecido Francisco Javier Guerrero, pues la documentación contaba con su firma pero no con la de jefes de servicios o de otros funcionarios.

LOS INTRUSOS

Además, ha narrado que si bien no recibió ninguna orden de buscar “intrusos” entre las prejubilaciones de estos ERE incentivados con fondos públicos, es decir beneficiarios de las prejubilaciones que nunca habían trabajado en las empresas objeto de los citados ERE, “enseguida” comenzaron a “saber” de ellos, lo que le ha llevado a señalar su “sorpresa” y la de los funcionarios que trabajaban con su misma misión cuando estos “intrusos” trascendían directamente en los medios de comunicación.

Los “intrusos” prejubilados con cargo al ERE de Acyco, recordémoslo, son el acusado Andrés Carrasco, “amigo” declarado del exdirector general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero, y el exalcalde socialista de San Nicolás del Puerto Domingo Martínez, fallecido tiempo atrás.

Comentarios de Facebook