Quantcast

La Inspección Fiscal investiga si las presiones denunciadas por Navajas pueden tener consecuencias disciplinarias

La Inspección Fiscal, dependiente de la Fiscalía General del Estado, ha incoado una información previa para investigar las manifestaciones realizadas por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, quien en recientes entrevistas ha apuntado a la existencia de algunos fiscales “contaminados políticamente” como la exfiscal general de Estado Consuelo Madrigal.

Fuentes fiscales han señalado que se trata de una investigación aún muy incipiente dirigida a aclarar si de los hechos revelados por Navajas pudiera derivarse responsabilidad disciplinaria por los fiscales señalados como autores de las presiones.

El fiscal Navajas explicó que no convocó la Junta de Fiscales de Sala para fijar una respuesta a las más de 60 querellas y denuncias presentadas contra el Gobierno por la gestión de la pandemia porque habría tenido que excluir de ese encuentro a algunos fiscales “contaminados políticamente”.

Según su relato, cuando comenzaron a presentarse las querellas contra el Gobierno por el coronavirus algunos fiscales acudieron a su despacho para intentar influenciarle sobre el fondo de este asunto. En concreto, apuntó a Consuelo Madrigal y a “otro compañero” cuyo nombre no quiso revelar. “Son fiscales de altísima consideración pero que en este asunto concreto están contaminados ideológicamente”, dijo.

Estas manifestaciones provocaron el malestar entre las asociaciones de fiscales al considerar que estaban “fuera de lugar”. Así, para la Asociación de Fiscales, “tachar ideológicamente a los compañeros está fuera de lugar”, pues recuerda que el Ministerio Público, como institución, prevé mecanismos para valorar la profesionalidad y actuación de los fiscales y que cada fiscal puede hacer uso de ellos para defender sus intereses.

La Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF) también comparte que las afirmaciones de Navajas “no contribuyen, en modo alguno, a transmitir una imagen de unidad de actuación y de absoluta independencia o autonomía de Ministerio Fiscal en el ejercicio de sus funciones“.

“No se puede poner en tela de juicio el buen funcionamiento de la Institución. Todo es mejorable, todos nos podemos equivocar, pero la crítica entre compañeros no ayuda, en modo alguno, a potenciar el ejercicio de nuestras funciones con la debida autonomía e imparcialidad“, señaló la asociación en un comunicado.

Comentarios de Facebook