Quantcast

Industria se compromete a usar “todos los instrumentos disponibles”

La ministra de Industria, Reyes Maroto, se ha comprometido a utilizar “todos los instrumentos disponibles para garantizar los empleos y las capacidades industriales” en la planta de Alcoa en San Cibrao, en Cervo (Lugo).

“Quiero trasladar todo mi apoyo a los trabajadores, sus familias y a la comarca de A Mariña en estos momentos tan duros. Tenéis mi compromiso de que el Gobierno utilizará todos los instrumentos disponibles para garantizar los empleos y las capacidades industriales”, subraya a través de un comentario en su cuenta de Twitter.

Con anterioridad, el ministerio emitió un comunicado de prensa en el que asegura que “seguirá trabajando para lograr una solución que mantenga el empleo y las capacidades industriales en Lugo”, tras el anuncio de Alcoa de aplicar un despido colectivo para 524 trabajadores de la planta de aluminio.

“Los trabajadores, sus familias y la comarca de A Mariña tienen el apoyo del Gobierno”, indicaba el departamento de Reyes Maroto en esa breve nota de prensa.

Sin avanzar de qué manera buscará esa solución, Industria se limita a apuntar a ese trabajo “para lograr una solución que mantenga el empleo”.

Poco antes, el comité de empresa avisó al Gobierno central de que es hora de “dejase de palabras” y “pasar a los hechos” con la intervención de la planta.

Por su parte, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, apuntó a la impugnación del ERE, a la solicitud de medidas cautelares y a continuar con las labores conjuntamente con el Ejecutivo central, al que le corresponde actuar para “garantizar” la venta a otro operador interesado en proseguir con la producción de aluminio en A Mariña.

“CONFLICTO INNECESARIO”

“Alcoa es la única responsable del fracaso en las negociaciones de venta de la planta de San Cibrao (Lugo). Por tanto, el Gobierno considera que la dirección de Alcoa empuja a los trabajadores y a las Administraciones a un conflicto innecesario ya que había soluciones para alcanzar un acuerdo de compra-venta”, señala Industria en el comunicado.

Así las cosas, el ministerio reitera su malestar “por el hecho de que Alcoa abandonara la negociación no respondiendo a la propuesta del Gobierno de que sea la SEPI la que actuara de intermediaria para la venta de la planta a Liberty House”.

Comentarios de Facebook