lunes, 28 septiembre 2020 21:39

Gobierno remitirá un nuevo borrador de la Ley de teletrabajo a los agentes sociales

El Gobierno remitirá un nuevo documento de la Ley de teletrabajo a los representantes sindicales y empresariales que recogerá algunas de las propuestas puestas hoy sobre la mesa, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Yolanda Díaz.

Desde el Ministerio han señalado que no hay convocada una próxima reunión y que no se sabe si se convocará, porque el texto ha llegado a un punto en el que ya cuenta con muchos avances. No obstante, han confirmado que habrá pequeños cambios técnicos y una interlocución constante con los agentes sociales, y ya se abordará si hay necesidad de celebrar más reuniones o no, aunque en principio la de hoy debería ser uno de los últimos encuentros.

Trabajo ha remarcado que su idea es llevar el texto “cuanto antes” a Consejo de Ministros, porque para el Gobierno “es una urgencia que se regule cuanto antes el teletrabajo, dada la situación en la que se encuentra España con la vuelta al trabajo”.

Por otro lado, fuentes del Ministerio también han confirmado que el Ejecutivo ha accedido a, como pedía la patronal, a aumentar el porcentaje por el que se entiende qué es teletrabajo.

El texto que se ha debatido, que tiene como marco el acuerdo europeo sobre teletrabajo, será de aplicación a las relaciones laborales que se desarrollen a distancia con carácter regular, entendiéndose por regular cuando, en un plazo de referencia de tres meses, un mínimo del 20% de la jornada o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato, sea prestado bajo esta modalidad.

Precisamente, este porcentaje era uno de los caballos de batalla de esta negociación y el Ejecutivo ha accedido a incrementarlo y a que se sitúe en el 30%, con lo que equivaldría a un día y medio. No obstante, han dejado claro que se trata de una cuestión que está sobre la mesa y que dependerá de si finalmente hay acuerdo o no.

Durante el encuentro celebrado este martes, los agentes sociales han abordado a fondo el último documento que el Ejecutivo de Pedro Sánchez les envió en agosto.

El secretario de juventud y nuevas realidades del Trabajo de CCOO, Carlos Gutiérrez, ha apuntado que “a falta de unos flecos” la negociación avanza de forma “muy favorable”. “Somos muy optimistas en la posibilidad de llegar a un acuerdo”, ha apostillado el secretario de juventud y nuevas realidades.

El encuentro de hoy ha finalizado con el compromiso del Gobierno de remitir un nuevo documento a los interlocutores sociales para saber si es factible un acuerdo. “Esperemos que sea el definitivo, porque seguimos teletrabajando y es urgente que se apruebe una nueva normativa que garantice nuestros derechos”, ha resaltado Gutiérrez.

De su lado, desde UGT han señalado que esperan recibir el borrador del nuevo texto a lo largo de esta semana y ven factible recibirlo antes del viernes, con lo que podría ir al Consejo de Ministros de la próxima semana para su aprobación.

Respecto al incremento del 20% al 30% de la jornada para referirse al teletrabajo, la organización sindical que lidera Pepe Álvarez ha resaltado que a esto le darán el visto bueno en función del resto del documento.

“Esta cláusula puede ser aceptable en función de otros parámetros, pero no hasta que no conozcamos el contenido íntegro del texto”, han afirmado en declaraciones.

El sindicato ha pedido también que no se deje fuera al personal laboral y ha alertado de que “no se puede dejar en el limbo a este colectivo que afecta a más de 500.000 personas”.

Aunque Trabajo ha señalado que esta cuestión debería ir a la mesa de Función Pública, el sindicato ha instado a que se aplique el contenido de la Ley al personal laboral hasta que haya un acuerdo en la mesa de Función Pública. “Veremos a ver si se recoge en el texto no”, ha añadido el sindicato.

Además, el nuevo documento establecerá un periodo transitorio para la aplicación de la Ley para aquellas empresas que ya recojan el teletrabajo, periodo que se ha reducido de 3 años a un año y medio.

Por último, UGT ha celebrado que se vayan a dejar cuestiones para la negociación colectiva, pero ha dejado claro que entiende que se deben marcar unos mínimos para todo el mundo, porque “hay dos millones de trabajadores que no tienen un convenio y pueden no tener estas condiciones reflejadas”. “Debería haber unos mínimos en la Ley”, ha remarcado.