Quantcast

El Gobierno aprueba la Estrategia de Ciencia e Innovación que prioriza la “reconstrucción” tras la pandemia

El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros la nueva Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 que, según ha explicado el ministro del ramo, Pedro Duque, sienta las bases del futuro del sector, priorizando en la salud y la “reconstrucción” del país tras la pandemia del Covid19.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Duque ha indicado que este documento en su marco consensuado en reuniones con otros ministerios, las comunidades autónomas, agentes económicos, sociales e innovadores y las sociedades científicas, entre otros. Se trata de un trabajo que comenzó en “el inicio de 2019” y que ha sido replanteado como consecuencia de la crisis sanitaria.

“La pandemia nos ha hecho reflexionar en todas las áreas y muy intensamente“, ha explicado el ministro, antes de indicar que la “nueva versión” de esta estrategia le da una mayor prioridad al área de salud y también a “lo que la ciencia y la innovación” puede ayudar a “la reconstrucción” del país tras esta pandemia y el impacto económico que este sector puede suponer en el futuro de España.

Entre las novedades que se recogen en este documento, en relación con la estrategia actual, está la creación de unos parámetros numéricos de valoración, que permitirá a la I+D+i española a “evaluarse a sí misma”. Además, se han renombrado y modificado los “sectores estratégicos” con el objetivo de beneficiar la investigación y los campos en los que el país puede ser una “eminencia”.

En este sentido, el Ministerio de Ciencia señala que uno de los principales objetivos de la Estrategia es fomentar la inversión privada en I+D para poder duplicar la suma de inversiones pública y privada en I+D+I, hasta alcanzar en 2027 el 2,12% del PIB (en 2018, último dato disponible, la inversión fue del 1,24% del PIB). En este punto, recuerda que el Gobierno aprobó el pasado mes de julio el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, que contempla 1.000 millones de euros en inversión directa en 2020 y 2021.

La Estrategia está diseñada para una fase de expansión de recursos, con una orientación gradual que permita la consolidación de un Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación de mayor tamaño y potencia a largo plazo. El objetivo es generar un tejido productivo, basado en las fortalezas actuales, más innovador y dinámico, lo que permitirá incrementar la competitividad y, con ello, la generación de empleo de calidad y procurar la sostenibilidad del sistema social a largo plazo, invirtiendo en la calidad de vida de las generaciones futuras.

Para ello, la Estrategia plantea la necesidad de un Pacto de Estado, equivalente a otros llevados a cabo por la comunidad europea e internacional, que dé estabilidad y se traduzca de manera inmediata en una acción contundente de inversión en ciencia e innovación.

FASES Y SECTORES

La Estrategia se ha planteado en dos fases. En una primera fase, de 2021-2023, los esfuerzos realizados estarán enfocados a garantizar las fortalezas del sistema, reforzando la programación actual, las infraestructuras y los recursos humanos que se beneficiarán del diseño de una carrera investigadora bien definida, que permita el necesario recambio generacional.

En esta fase será esencial apoyar, de forma clara y contundente la I+D+I en el ámbito sanitario, así como la inversión en transición ecológica y digitalización, partiendo de la ciencia de excelencia, mediante programas específicos, acciones estratégicas en los sectores prioritarios, y grandes proyectos tractores, que nos permitan afrontar los retos sociales, económicos, industriales y medioambientales, necesarios para alcanzar un bienestar sostenible y un crecimiento inclusivo en España.

La segunda fase, correspondiente al periodo 2024-2027, y previa evaluación de la primera fase, permitirá situar a la I+D+I entre los pilares fundamentales del Estado y consolidar su valor como herramienta para el desarrollo de una economía basada en el conocimiento.

Así la estrategia impulsa en el área de ‘Salud’ la investigación en enfermedades infeccionsas y terapias avanzadas; crea un área de ‘Cultura, creatividad y sociedad inclusiva’, para las ciencias; pondrá “énfasis” en la ciberseguridad dentro del área ‘Seguridad para la sociedad’, en la que también se incluye la investigación e innovación en el fenómeno de las migraciones; la Inteligencia Artificial se promoverá desde el sector de ‘Industria, espacio y defensa’; y se dará importancia a las áreas de ‘Clima, energía y movilidad’ y ‘Recursos naturales y medio ambiente’, por su implicación en el aprovechamiento de la transición ecológica que busca el Ejecutivo.

En su intervención, Duque también ha explicado otras prioridades que se aplicará su departamento dentro de esta Estrategia para 2021 y 2027, entre las que destacan un mayor esfuerzo de cooperación y colaboración entre Estado y autonomías, definir la carrera científica y mejorar la contratación de los investigadores en España, resolver los problemas de los profesionales a través del Estatuto del Personal Docente, o mejorar la transferencia de conocimiento de las empresas privadas, entre otros.

El ministro ha apuntado que algunas de estas medidas ya estaban previstas en el Plan de choque por el Covid19 anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el mes de julio.

Duque ha señalando que existe consenso “amplio” en la necesidad de aumentar la inversión en ciencia e innovación en el país, así como en la necesidad de “asegurar el futuro de las nuevas generaciones” y para estar preparados “para lo siguiente que venga”. “Esta estrategia nos muestra el camino”, ha indicado.

La Estrategia cambia su marco temporal de ocho a siete años para facilitar la articulación de la política nacional de I+D+I con las políticas de la Unión Europea, especialmente con el programa marco de investigación e innovación, Horizonte Europa (2021-2027). De esta manera se podrá aprovechar de mejor manera las sinergias entre ambos programas.

La Estrategia tendrá en consideración las recomendaciones del Consejo Europeo sobre el Programa de Estabilidad 2019 y 2020 de España, que coincide con la toma de medidas (en los años 2020 y 2021) para mejorar la eficacia de las políticas de apoyo a la I+D+I, centrar la política económica de inversión en el fomento de la innovación y de la transición ecológica y digital, así como, de forma general, impulsar la investigación y la innovación a través de sus instrumentos de planificación.

Además, en línea con Horizonte Europa, la Estrategia defiende la inclusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas entre las prioridades y objetivos de I+D+I, que serán clave en el direccionamiento estratégico de los planes y programas de financiación estatal y regional.

Comentarios de Facebook