Compartir

El Impuesto de Matriculación de Vehículos recaudó 305,7 millones de euros hasta junio, lo que supone un 28,7% más respecto al mismo periodo de 2018 (237,5 millones de euros), según datos publicados por la Agencia Tributaria, que reflejan que este tributo se aplicó a 656.119 vehículos (un 8,9% menos respecto a los 720.820 del mismo periodo de 2018).

Según los datos consultados por Servimedia, por combustible, 183,9 millones se recaudaron al aplicar el impuesto a 422.484 matriculaciones de vehículos de gasolina, mientras que la matriculación de 233.635 vehículos diésel supuso el ingreso de 121,8 millones de euros.

De esta manera, se mantiene la tendencia establecida en 2018 por la que este impuesto se aplica a un mayor número de matriculaciones de vehículos de gasolina que de diésel, siendo también mayor su aportación a la recaudación.

En el conjunto de 2018, 794.929 matriculaciones de vehículos de gasolina aportaron 279,2 millones de euros, mientras que 567.458 matriculaciones de diésel supusieron 234,2 millones de recaudación, cuando anteriormente lo habitual era que las matriculaciones de diésel y su contribución tributaria superasen a la de los vehículos de gasolina.

Por comunidades, hasta junio de 2019 Madrid fue la región con mayor aportación a la recaudación del impuesto, al suponer 99,7 millones de euros, el 32,6% de los 305,7 millones totales, por la tributación de 229.362 matriculaciones. En segundo lugar, se situó Cataluña, con 58 millones, el 19% de la recaudación total, al aplicarse el impuesto a 96.813 matriculaciones de vehículos, y en tercer lugar figura Andalucía, con 35,7 millones (11,7% del total), aportados por 76.279 vehículos. Estas tres comunidades autónomas, junto a la Comunidad Valenciana (10,3% de la recaudación total), supusieron el 73,6% de la recaudación del impuesto de matriculación en los seis primeros meses del año.

EMISIONES Y CILINDRADA

El Impuesto de Matriculación es un tributo cuyo tipo de gravamen se aplica, según establece la Ley de calidad del Aire, en función de las emisiones de CO2 de cada vehículo. Así, mientras que los vehículos que emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro están exentos de pagar este impuesto, a mayor emisión de CO2 el vehículo tributará a un tipo mayor. Además, habitualmente el precio de los vehículos es mayor cuanta más cilindrada tienen, aumentando también con ello el valor de la cuota media a ingresar por el impuesto de matriculación.

Así, por emisión de CO2, en los seis primeros meses de 2019, 395.642 vehículos matriculados (el 60,3%) quedaron exentos de tributar el impuesto, al emitir menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro, mientras que la mayor parte de la recaudación (189,7 millones de euros, el 62% del total) la aportaron 218.771 vehículos (el 33,3%) cuyas emisiones de CO2 se sitúan entre los 120 y los 160 gramos por kilómetro, tributando al 4,75% del valor del vehículo. Además, 30.945 vehículos (el 4,7%) con emisiones entre los 160 y los 200 gramos por kilómetro aportaron 76 millones de euros (el 24,9% de la recaudación), al tributar al 9,75%; y 10.761 vehículos (el 1,6%) con emisiones superiores a los 200 gramos aportaron 40 millones de euros (el 13,1% del total), al tributar al 14,75%.

Por cilindrada, según los datos de la Agencia Tributaria, hasta mayo 180.279 vehículos de entre 1.400 y 1.600 centímetros cúbicos de cilindrada supusieron el 33,5% de las matriculaciones a las que se aplicó el impuesto, y aportaron 50,8 millones de euros, el 20% de la recaudación total, mientras que 172.154 vehículos de menos de 1.200 centímetros cúbicos (32% de las matriculaciones) aportaron 19 millones (7,5% de la recaudación) y 95.382 vehículos de entre 1.600 y 2.000 centímetros cúbicos (el 17,7% de las matriculaciones) aportaron 78,6 millones (el 31% de la recaudación). Por su parte, los vehículos de más de 2.500 centímetros cúbicos de cilindrada, siendo 13.536 y representando tan solo el 2,5% de las matriculaciones a las que se aplicó el tributo, aportaron 53,6 millones de euros, el 21,2% de la recaudación.