Quantcast

Castilla la Mancha ve una “cierta contención” desde el toque de queda

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha advertido una “cierta contención” en la expansión del virus Covid-19 en la Comunidad desde la puesta en marcha del toque de queda el pasado 24 de octubre pese a lo que la incidencia “sigue siendo alta” por lo que la Junta baraja mantenerlo a partir de día 9 de noviembre, fecha en la que concluye la norma actual, y hasta que haya un “descenso sostenido”.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Sanidad ha insistido en que, pese a que la curva se ha aplanado en la última semana, la situación de la Comunidad es de transmisión comunitaria, por lo que ha reclamado a la ciudadanía que se limiten al máximo los contactos, tanto en el medio rural como en el urbano.

Así, ha detallado que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de más de 500 por cada 100.000 habitantes en todas la capitales de provincia de la Comunidad, por lo que, a cinco días de renovarse medidas como el toque de queda lo “más probable” es que se mantenga hasta que se registre una caída generalizada de casos.

Tanto Igea como Casado han confiado en que la introducción desde mañana de nuevas medidas como el cierre de la hostelería o los gimnasios puedan ayudar también a reducir el número de contagios con el fin de no tener que llegar al punto de decretar un confinamiento domiciliario o perimetral por zonas, algo que, por el momento, no se baraja.

No obstante, Casado ha señalado que en la Conferencia Interterritorial celebrada este miércoles ha reiterado la necesidad de que se ponga en marcha un instrumento jurídico que permita a las comunidades autónomas poder decretar ese confinamiento domiciliario si fuera necesario, algo que, a su juicio, debería ponerse sobre la mesa desde el próximo 9 de noviembre.

Del mismo modo, Casado exigió también medidas homogéneas y unidad de criterio. “Uno de los consejeros comentaba que si alguien se dedicaba al transporte probablemente tendría que tener un gran libro de instrucciones, a mi me parece que es absolutamente necesaria la homogeneidad”, ha defendido.

Ante la situación actual, tanto Igea como Casado han llamado al “confinamiento inteligente”. “Tenemos que ser conscientes de la gravedad y quedarnos en casa durante el mayor tiempo posible”, han defendido, tras lo que Casado ha aclarado que pese a cierto aplanamiento de la curva de contagios no se “fía nada” del coronavirus.

No obstante, Casado ha aprovechado para mandar un mensaje de esperanza a la ciudadanía. “La situación es muy compleja, vivimos una pandemia terrible y nunca conocida pero quiero mandar mensaje de esperanza, esto va a acabar”.

Comentarios de Facebook