Quantcast

Castilla-La Mancha propone medidas especiales para Seseña, Illescas, Yuncos y Cebolla

La Delegación Provincial de Sanidad en Toledo ha propuesto medidas especiales para frenar la expansión de casos por coronavirus en las localidades de Seseña, Illescas, Yuncos y Cebolla.

Ante la aparición de nuevos casos confirmados de coronavirus en los últimos días, la situación exige la adopción de medidas complementarias a las medidas generales que ya se vienen aplicando por la Consejería de Sanidad en todo el territorio regional.

Estas medidas que entran en vigor este sábado, abarcan el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas, así como la suspensión cautelar de la actividad en los Centros de Día y la supresión de visitas en las residencias de ancianos o viviendas tuteladas de mayores.

Asimismo, se procede al cierre de la piscina municipal y al cierre cautelar de bibliotecas, museos, cines y teatros, así como a la suspensión de eventos deportivos y culturales. También se procederá al cierre cautelar de parques y jardines y a la suspensión de mercadillos y mercados al aire libre.

Las actividades religiosas limitarán el aforo al 50 por ciento de su capacidad habitual, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal.

De igual modo, se suspenden las actividades colectivas de ocio y eventos deportivos y culturales.

Se recomienda a la ciudadanía la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable. Asimismo, se aconseja que los encuentros sociales se limiten a un máximo de 10 personas incluyendo convivientes.

INCIDENCIA EN CASTILLA-LA MANCHA

Castilla-La Mancha, tras ocupar en los primeros meses de pandemia la tercera posición entre las comunidades más afectadas por casos diarios, se encuentra actualmente en la séptima posición, tal y como confirma diariamente el Ministerio de Sanidad.

La incidencia acumulada de casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días es de 96,51, estando la media nacional en 149,75.

Por su parte, la incidencia acumulada de casos diagnosticados por 100.000 habitantes en los últimos 7 días es 50,96, estando la media nacional en 78,82, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad en la tarde de ste viernes.

Este viernes, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, realizaba una llamada a la responsabilidad ciudadana para que las personas que tengan síntomas compatibles con COVID-19 como fiebre, tos y cansancio musculares, no salgan a la calle y contacten con los centros sanitarios.

“Se están produciendo muchos brotes por encuentros sociales y familiares y queremos realizar una llamada a la responsabilidad”, afirmó el consejero incidiendo en que son numerosos los casos de personas con síntomas de coronavirus que están circulando por la calle, reiterando que “deben contactar con los profesionales sanitarios y seguir sus indicaciones”.

En ese sentido destacó que la Administración debe ser implacable con las personas que no cumplen con su deber y anunciaba que el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en medidas punitivas para este tipo de irresponsabilidades.

Comentarios de Facebook