Quantcast

Acciona se adjudica un segundo tramo de una línea de tren en Filipinas

Acciona se ha adjudicado, en consorcio con el grupo coreano Daelim Industrial, un segundo tramo de la línea ferroviaria que conectará el aeropuerto internacional de Clark con varias ciudades de Filipinas por un importe superior a los 560 millones de euros.

Se trata de la construcción de 16 kilómetros de vías elevadas y de una estación de tren para los municipios de Minalin, Santo Tomás y San Fernando, todos localizados en la provincia de Pampanga, según informó el Ministerio de Transportes de Filipinas.

“Lo que vemos aquí es la unión de una liga impresionante de los mejores y más grandes actores de la industria de la construcción aquí y en el extranjero”, ha asegurado el subsecretario de Infraestructuras Ferroviarias del Gobierno filipino, Timothy John, sobre esta adjudicación.

Acciona ya logró en agosto otro de los cinco paquetes que componen este proyecto por unos 400 millones de dólares (340 millones de euros), a los que se suman los 656 millones de dólares (562 millones de euros) de ahora. De esta forma, el grupo presidido por José Manuel Entrecanales suma 1.000 millones de dólares en este proyecto.

MAYOR ADJUDICATARIO

El tramo conseguido en agosto era de 6,5 kilómetros de longitud e incluía un tramo en estructura elevada y otro, el del acceso al aeropuerto, subterráneo. En total, Acciona suma 22,5 kilómetros, por lo que será el mayor constructor de esta fase del proyecto.

En concreto, entre los adjudicatarios de los otros tres paquetes también se encuentra Hyundai Engineering & Construction, que será el encargado de otros 17 kilómetros de vías elevadas, siete puentes y dos estaciones de tren.

El paquete número tres, compuesto de 12 kilómetros de vía elevada y una estación, lo desarrollará la tailandesa Italian-Thai Development Public Company. El contrato restante se adjudicó también en agosto a la coreana Posco para otros trabajos de construcción en la línea.

El proyecto, que cuenta con el respaldo financiero del Banco de Desarrollo de Asia y de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, cuenta con un periodo previsto de construcción de cuatro años.

La nueva línea ferroviaria reducirá el viaje entre Manila y el Aeropuerto Internacional de Clark a una hora, ya que en la actualidad el trayecto solo se puede hacer en autobús con una duración mínima de más de tres horas. Las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de estos desplazamientos se reducirán en más de 60.000 toneladas anuales.

PRESENCIA EN ASIA

El grupo español sigue reforzándose así en Filipinas, país en el que está presente desde 2016 y en el que abrió una oficina comercial el año pasado. Al cierre de junio, su cartera en Asia-Pacífico presentaba un valor de 12.160 millones de euros, el 70% proyectos internacionales, tras lograr nuevos contratos por 2.437 millones en el semestre.

Esta obra se suma a otra que el grupo ya acomete en el país, la construcción del puente atirantado Cebú-Córdova, de 650 metros de longitud, que supondrá una nueva conexión entre la ciudad de Cebú y el Aeropuerto Internacional de Mactan. En la actualidad, este proyecto presenta un grado de ejecución de más del 50%.

Comentarios de Facebook