Quantcast

Sánchez reestructura su equipo en La Moncloa

Pedro Sánchez ha acometido una reestructuración significativa en Presidencia del Gobierno, respecto al diseño de su primer mandato, y ha creado un nuevo Comité de Dirección que, bajo las directrices de su jefe de Gabinete, Iván Redondo, controlará todo lo que atañe a la política del jefe del Ejecutivo.

“Bajo la dependencia directa del director del gabinete se crea el Comité de Dirección de la Presidencia del Gobierno para la coordinación del asesoramiento y apoyo de la actividad de la Presidencia del Gobierno”. Así consta en el Real Decreto 136/2020, de 27 de enero, publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y recogido por Servimedia, en el que hay varias novedades.

Presidencia ya no cuenta con la Secretaría General de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global que se creó en junio de 2018 para José Manual Albares, el diplomático fiel al también líder del PSOE y que ahora ha sido designado embajador de España en Francia tras impulsar la presencia internacional de Sánchez.

Para esta etapa, se ha creado el Departamento de Asuntos Económicos y G20, cuyo titular tendrá el rango de director general y dependerá “directamente” del jefe de Gabinete de Presidencia.

Una de las señas de la nueva estructura es la creación, por un lado, de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, cuyo titular tendrá el rango de director general; y el Comité de Dirección de la Presidencia del Gobierno.

La Oficina de Prospectiva, bajo la dependencia directa del director del Gabinete, se dedicará al análisis metodológico y la canalización de la información de los “retos, oportunidades, y tendencias multisectoriales del país, que permita el desarrollo de estrategias nacionales anticipatorias y de previsión a largo plazo”.

Junto a Redondo, en este nuevo campo departamental estará el secretario General de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, quien también “participará en el impulso y desarrollo de las funciones de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo”.

Por otro lado, y también bajo “la dependencia directa” de Redondo, se crea el Comité de Dirección de la Presidencia del Gobierno para la “coordinación del asesoramiento y apoyo de la actividad de la Presidencia del Gobierno”.

Del mismo, formarán parte, “al menos”, el director de Gabinete, el secretario general de la Presidencia del Gobierno, el secretario de Estado de Comunicación y el director adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Por el momento, serían Redondo, Bolaños, Miguel Ángel Oliver y Francisco Salazar.

Asimismo, dice el real decreto recogido por Servimedia, podrán formar parte como miembros los titulares de todos aquellos órganos de la Presidencia del Gobierno que designe el director de Gabinete con rango, al menos, de director general.

“El director del Gabinete ejercerá las funciones de dirección, coordinación e impulso del Comité de Dirección. En ausencia del director del Gabinete, esas funciones las ejercerá el secretario general de la Presidencia del Gobierno.”

Este órgano es la muestra palpable del poder creciente en Moncloa que ostentan Redondo y Bolaños, los dos pilares sobre los que se apoya la política de Sánchez desde que llegó al Ejecutivo por su coordinada capacidad de acción.

Otro cambio en la estructura radica en la Secretaría de Estado de Comunicación. Hasta ahora, tenía “dependencia orgánica del Presidente del Gobierno y funcional del Ministro que asuma las funciones de Portavoz del Gobierno”. Ahora, tiene “dependencia orgánica del Presidente del Gobierno, e integrado en el Comité de Dirección de la Presidencia del Gobierno, y bajo la dependencia funcional del Ministro que asuma las funciones de Portavoz del Gobierno”.

Además, bajo la presidencia de Sánchez vuelven a estar dos órganos denominados Alto Comisionado: uno para la lucha contra la pobreza infantil y otro para España Nación Emprendedora. El primero lo coordinará Ernest Gascó y el segundo Francisco Polo.

COMUNICACIÓN

En el comunicado de nombramiento de Redondo como jefe de Gabinete con sus nuevas atribuciones, remitido por el Ejecutivo hace días, se aseguraba “la incorporación formal de la Secretaría de Estado de Comunicación y su titular” al nuevo Gabinete de la Presidencia.

Si bien, en el decreto de estructura publicado este martes se establece que la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC) es uno de los órganos dependientes de Presidencia con la “superior dirección” del jefe del Ejecutivo.

Comunicación no figura entre los órganos dependientes “directamente” del director del Gabinete como sí figuran: “la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno, cuyo titular tendrá el rango de subsecretario; la Dirección adjunta del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, cuyo titular tendrá el rango de subsecretario; el Departamento de Seguridad Nacional, cuyo titular tendrá el rango de director general; el Departamento de Asuntos Económicos y G20, cuyo titular tendrá el rango de director general; el Departamento de Asuntos Exteriores, cuyo titular tendrá el rango de director general; el Departamento de Unión Europea, cuyo titular tendrá el rango de director general; y la nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, cuyo titular tendrá el rango de director general”.

La SEC, que se encarga de la “coordinación de la política informativa del Gobierno y la elaboración de los criterios para su determinación, así como el impulso y la coordinación de la política de comunicación institucional del Estado”, amplía a cinco los actuales tres departamentos que tenía a su cargo: Información Nacional, Información Internacional y Dirección General de Comunicación.

Con la nueva estructura, dependiendo directamente de la Secretaría de Estado de Comunicación existirán hasta cinco departamentos, cuyos titulares tendrán el rango de director general: Información Nacional, Información Internacional, Información Autonómica, Información Económica y Digital.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook