Compartir

El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá mañana miércoles la sexta y última prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno para afrontar la pandemia del Covid-19 que abarcará desde el 8 de junio al 21 de junio. De cumplirse lo anunciado y tras los acuerdos firmados con ERC, PNV y Cs, el Ejecutivo recibirá el aval preceptivo gracias a la mayoría absoluta del Hemiciclo.

El real decreto aprobado por el Consejo de Ministros de este martes y sometido a la preceptiva autorización de la Cámara Baja tiene destacadas novedades respecto al decreto inicial del estado de alarma y a las sucesivas prórrogas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha ido realizando.

En esta ocasión, se establece que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dejará de ser la autoridad competente en los territorios que pasen a la fase 3 del plan de desescalada en favor de los presidentes autonómicos.

“La autoridad competente delegada para la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes a la fase 3 del plan de desescalada será, en ejercicio de sus competencias, exclusivamente quien ostente la Presidencia de la comunidad autónoma, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial determinada para cada comunidad autónoma a los efectos del proceso de desescalada”, recoge Servimedia del texto.

“Serán las comunidades autónomas las que puedan decidir, a los efectos del apartado sexto de este acuerdo, y con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, su entrada en la nueva normalidad”, continúa el real decreto que se somete a consideración del Congreso.

Asimismo, y como ya aparecía en la prórroga vigente hasta el 7 de junio, los territorios que alcancen la denominada nueva normalidad -decisión que ahora recaerá en los presidentes autonómicos- podrán salir del estado de alarma y, por tanto, tener libertad de movimiento “sin perjuicio de las limitaciones que pudieran afectarles cuando se desplacen a aquellos territorios que aún no hubieran completado el proceso de desescalada”.

El Gobierno va a cerrar, si se cumple todo lo previsto, esta sucesión de prórrogas del estado de alarma con una holgada mayoría parlamentaria. En atención a lo expresado por los partidos, a favor de la prórroga del estado de alarma votarán PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, Coalición Canaria, PRC y Teruel Existe que suman un total del 176 votos.

En contra, el Partido Popular, Vox, Junts, UPN, Compromís, CUP y Foro Asturias (152). Por otra parte, se abstendrán los diputados de ERC y BNG y, previsiblemente, los de EH Bildu y de Nueva Canaria (22).

La primera prórroga, la del 23 de marzo, no tuvo votos en contra, pero a la segunda, el 9 de abril, ya se opusieron Vox y la CUP (54 votos). En la del día 22 de ese mes, el bloque del ‘no’ se fue a 64 votos al unirse Junts, y en la siguiente también ERC y Foro Asturias se pasaron al voto en contra, alcanzando entonces los 75 diputados.

En la última votación, la de la quinta prórroga, el Gobierno se tuvo que emplear a fondo para salvarla y, aunque se aprobó fue la que mayor contestación tuvo con 162 votos en contra porque el PP se pasó al bloque del ‘no’, en el que se mantendrá también esta vez.

De todos modos, habría que destacar que durante estos meses el Ejecutivo logró siempre sacar adelante todas las prórrogas del estado de alarma por 176 votos o más a favor, aunque le habría bastado con apuntarse mayorías simples.

(SERVIMEDIA)