Compartir

El Gobierno manifestó este miércoles su “orgullo” por que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, figure entre las candidatas a presidir el Fondo Monetario Internacional (FMI) y anunció que “luchará” por que su candidatura se consume, si bien advirtió de que la posibilidad todavía “está verde”, en el sentido de poco consolidada.

Fuentes de Moncloa lo indicaron así a Servimedia ante las noticias que están apareciendo en la prensa nacional e internacional sobre la iniciativa de los miembros europeos del G-7 de promover un grupo de candidatos a la dirección del FMI, en el que habría sido incluída Calviño para suceder a Christine Lagarde. La francesa deja su cargo para relevar a Mario Draghi en la presidencia del BCE.

Además, desde el Gobierno expresaron que “es un honor” para él que “la valía y competencia de sus integrantes sea reconocida a nivel internacional” y que es “una buenísima noticia para España” que Calviño “sea considerada entre el reducido grupo de personas que podría dirigir uno de los principales organismos financieros internacionales”.

Moncloa quiso agradecer a los países europeos del G-7 que se haya sugerido a la ministra como candidata y resaltó que “es muy importante mantener la unión de acción entre los países de la Unión Europea para seguir optando a la dirección del FMI”.

Finalmente, el Gobierno subrayó que “siempre ha apoyado que la nueva dirección del FMI recaiga en una mujer europea de reconocido prestigio”, y en este sentido presentó a Calviño como “exponente de las políticas de igualdad de género que este gobierno está impulsado bajo la presidencia de Pedro Sánchez”.

La candidatura de Calviño se ha incorporado junto al exministro de finanzas de los Países Bajos y expresidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloen, el jefe del Eurogrupo actual y ministro de finanzas de Portugal, Mario Centeno, y el gobernador del banco central finlandés, según adelanta ‘The Wall Street Journal’.

La lista corta se había perfilado este miércoles tras la reunión de ministros de Finanzas del G-7 y con intención de avanzar una selección esta misma noche, según funcionarios citados por el rotativo. El G-7 lo integran Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña, junto a los Estados Unidos, Canadá y Japón.

La candidatura tendría el apoyo de Sur de Europa y el atractivo de ser la única mujer en pugna. Escasas horas antes de esta publicación, aprovechando una entrevista a la Cadena SER, la propia Calviño desvelaba esta mañana haber hablado sobre el tema con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Calviño indicó que Sánchez “apoyaría a cualquier ministro que pudiera tener la posibilidad de un cargo así de importante” como el de suceder a Christine Lagarde en la presidencia del FMI, si bien llamó a la prudencia. “En este momento se está iniciando un proceso, y no creo que haya que especular”, dijo, refiriendo a la vez que sentirse “muy contenta como ministra de Economía y Empresa”. “No está entre mis planes cambiar de trabajo”, excusó.