Compartir
laSexta

El Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara ha dejado en libertad provisional a la presunta responsable de raptar un bebé en el hospital Universitario de la localidad este sábado tras tomarle declaración.

Eso sí, le ha impuesto una serie de medidas cautelares como la prohibición de acercarse al centro hospitalario, salir de la región o comparecer una vez a la semana en el juzgado.

Según ‘La Crónica de Guadalajara’, la mujer, de 47 años de edad y vecina de Cabanillas del Campo, ha sido imputada de “manera provisional” de un delito de detención ilegal y usurpación de funciones públicas para hacerse con la criatura de tan solo unos días. Apenas tres horas después del rapto, la presunta responsable fue detenida en su casa con el bebé, que fue entregado a su familia.

En una entrevista a ‘Espejo Público’, José Ignacio, el padre del niño ha asegurado que Daniel, que así se llama, se encuentra bien y ha contado cómo la mujer se presentó vestida con una bata en la habitación, diciendo que era pediatra y que se llevaba al pequeño para hacerle una prueba. “Nos preguntó si le habíamos hecho la prueba del talón y la de esfuerzo. Entonces cogió ella al niño y se lo llevó”, luego, la vio echar a correr por la escalera.

Al parecer y, según ha trascendido, la presunta secuestradora había perdido un bebé en un avanzado estado de gestación y le llegó a decir a su compañera de piso que el bebé había nacido de forma prematura y que se lo darían al día siguiente.