Quantcast

La reacción de Abascal tras escuchar a Sánchez decir “lo digo alto y claro, ¡viva el 8 de marzo!”

El Pleno de la Cámara Baja debatía este jueves una nueva prórroga del estado de alarma cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sorprendía lanzando un “viva el 8-M”, en plena polémica por la decisión del ministro del Interior de cesar al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos por no dar cuenta de que sus agentes estaban haciendo un informe para un juzgado sobre la relación entre el aumento de casos del coronavirus y la marcha de Madrid del Día de la Mujer.

El líder de Vox, Santiago Abascal, afirmó este miércoles que el “viva el 8-M” proclamado por Sánchez, es “tanto como gritar viva la enfermedad y viva la muerte”.

En este sentido, Abascal señaló que el presidente “se ha atrevido a venir a esta tribuna a gritar ‘viva el 8 de marzo’, que en este contexto es tanto como gritar ‘viva la enfermedad y viva la muerte’”, al tiempo que indicó que ni con “cortinas de humo” ni con “fuegos de artificio” podrán los miembros del Gobierno “eludir la acción de la Justicia tan fácilmente”.

Sostuvo que los miembros del gabinete de Sánchez deberán “responder” ante los jueces por no suspender las marchas del 8-M pese a las alertas sanitarias y y por “cesar” a Pérez de los Cobos por no querer “cometer delitos de revelación de secretos, de obstrucción a la Justicia o de prevaricación”.

“COMO UNA MAFIA”

Al mismo tiempo, Abascal indicó que Sánchez y sus ministros son “una catástrofe para la vida, para la libertad, para la prosperidad de los españoles”, pero afirmó que no podrán “cercenar” la libertad de los ciudadanos “aunque el Gobierno se comporte como una mafia”.

Comentó que el Ejecutivo se comporta de forma mafiosa cuando actúa “chantajeando a la oposición con los ancianos de las residencias y con las víctimas de los Expedientes de Regulación Temporatl de Empleo (ERTE) como rehenes, exigiéndonos que aprobemos sus estados de alarma en las infinitas prórrogas e incluso sus presupuestos, persiguiendo la libertad en las redes sociales, investigando y acosando a los promotores de manifestaciones y caceroladas, molestando ilegalmente a los españoles”.

Asimismo, el líder de Vox tildó la renta mínima de “limosna” y manifestó que cualquier ayuda de este tipo que no sea temporal es un anticipo de “pobreza” y “ruina”, ya que lo que los españoles necesitan es trabajo para actuar libremente.

Además, Abascal dedicó parte de su intervención a criticar al vicepresidente primero, Pablo Iglesias, al que acusó de hacer llamamientos “al odio” y de haber sido él mismo quien llamó terrorista a su padre, en referencia a la polémica porque esto fuese recordado por la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook