Compartir

Da miedo. El delantero de la Juventus de Turín, el crack portugués Cristiano Ronaldo, posó  junto a unos familiares tras una dura sesión de entrenamiento realizada en su casa de la isla portuguesa de Madeira, donde se encuentra junto a los suyos confinado debido a la crisis del coronavirus.

La imagen, colgada en Instagram por su hermana Katia Aveiro, ha revolucionado a los seguidores de la familia, quienes se han quedado con la boca abierta tras contemplar el colosal físico del ariete, que tiene unos abdominales que asustan al propio miedo.

“¡Y seguimos luchando, en casa, en familia y cuidando el cuerpo y la mente”, escribió la hermana del futbolista.

 Muchos usuarios compararon al luso con Superman.