sábado, 26 septiembre 2020 1:06

IU discrepa de nuevo del Gobierno en política exterior y critica la posición de la UE sobre Bielorrusia

Izquierda Unida, cuyo coordinador federal es el ministro Alberto Garzón, ha puesto de manifiesto una nueva discrepancia con las posiciones de política exterior del Gobierno de Pedro Sánchez, dando por buenas las elecciones presidenciales en Bielorrusia y acusando a la UE de injerencia en ese país.

La posición de IU la expresó este martes el eurodiputado Manu Pineda, en un debate en la Eurocámara en el que participó telemáticamente la principal candidata opositora, Svetlana Tijanovskaya, desde Lituania.

Mientras la UE y el Gobierno español consideran que las elecciones del 9 de agosto no fueron “ni libres ni justas”, Pineda dio por bueno el resultado, que otorgó a Tijanovskaya un 10 por ciento de los votos, e instó a la UE a no interferir más allá de procurar “el diálogo y una salida política y pacífica”.

En un momento en que la UE prepara sanciones contra personalidades del régimen, el eurodiputado de IU se encaró con Tijanovskaya y le preguntó si está dispuesta a “castigar a su pueblo porque no la han elegido presidenta” y a “facilitar un baño de sangre como en Ucrania, a que el pueblo de Bielorrusia pague con hambre, sufrimiento y dolor el no haberla elegido”.

DEFIENDE EL PROCESO ELECTORAL

“Usted sabe la manera de presionar que tiene la UE, la podemos ver en Venezuela”, añadió Pineda, que urgió a los Gobiernos europeos a abandonar una política exterior que considera “subordinada a la Casa Blanca”.

Además, echó en falta que no se invitase al debate a un representante del Gobierno bielorruso, “al que se le acusa sin aportar ninguna prueba de tantísimas cosas”, empezando por falsificar los resultados electorales.

A su modo de ver, no hay pruebas del amaño electoral y no es suficiente con que el Servicio Europeo de Acción Exterior diga que “se habla de violencia y de tortura” para imponer sanciones. En cuanto a los muertos en las protestas, afirmó que el primero de ellos fue víctima de un explosivo que él mismo preparaba.

PODEMOS CONDENÓ LA REPRESIÓN DE LAS PROTESTAS

Podemos, socio de coalición de IU, ha mostrado una posición más matizada. En un comunicado el 19 de agosto, el partido de Pablo Iglesias hablaba de “movilización social masiva contra el régimen y los resultados electorales que están siendo calificados como fraudulentos” y condenaba la represión de las protestas.

Eso sí, también advertía de que la UE “no tiene suficiente credibilidad para denunciar estos hechos” porque su política exterior es “manifiestamente dependiente de sus alianzas” e insiste en las sanciones frente al diálogo.

En el debate de teste martes, Pineda también rechazó la tesis de los opositores de que las protestas contra el presidente, Aleksandr Lukashenko, no son un “juego geopolítico”: “Como que no, se trata de llevar los tanques y los bombarderos de la OTAN hasta las mismas fronteras de Rusia”.

A su juicio, en Bielorrusia hay “una injerencia por parte de Rusia”, que es legítima porque es a petición del Gobierno, y otra “absolutamente ilegítima por parte de quien no ha sido invitado por el legítimo Gobierno y está queriendo intervenir”.

IU se desmarca así de la posición del Gobierno de Pedro Sánchez, que se ha alineado con la UE y ha apoyado la aprobación de sanciones individuales contra los responsables de la violencia. También ha pedido al Gobierno de Bielorrusia la liberación de los presos “arbitrariamente encarcelados” y el inicio del diálogo con la sociedad civil. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, expresó su preocupación por el “fraude electoral” y las detenciones arbitrarias a su colega bielorruso.

GONZÁLEZ PONS: “ESTÁN EN EL GOBIERNO DE ESPAÑA”

La posición de IU la ha subrayado en Twitter el eurodiputado ‘popular’ Esteban González Pons, comentando simplemente que IU “está en el gobierno de España”.

No es la primera vez que IU o su socio de coalición, Podemos, discrepan de las posiciones del Ejecutivo en política exterior, si bien en el acuerdo de gobierno los de Pablo Iglesias asumieron que ésta la marcaría el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación.

Las diferencias, más patentes con IU que con Podemos, se han visto principalmente en relación con Venezuela y con el Sáhara Occidental. El mayor problema surgió en febrero, cuando el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, recibió a una representante del Frente Polisario refiriéndose a ella como “ministra” saharaui, y González Laya tuvo que aclarar a Marruecos que España sigue sin reconocer a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

En alguna ocasión, socialistas y ‘morados’ han votado distinto en el Congreso. La primera vez fue en febrero, cuando Podemos se abstuvo en la adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN, por su rechazo a la política “expansiva y de confrontación de la Alianza”.