Compartir

La Guardia Civil ha encontrado ahorcado al joven R.C.G. de 22 años de edad, que estaba siendo buscado en Llanes, tras protagonizar un episodio de violencia machista contra su expareja, con la que tiene una hija de ocho meses.

El hombre, vecino de Posada de Llanes entró por la ventana, a la casa de quien fuera su pareja, en Nochebuena, para exigirle que volviera con él, con violencia y amenazas de muerte, y terminó hiriéndole, en la mano, con un cuchillo grande. Según ‘La Nueva España’, “también agredió a la madre de su expareja: le propinó dos puñetazos e intentó atropellarla al huir en su coche”. Por su parte “Una hermana de la joven, de corta edad, al percatarse del ataque cogió a la bebé en brazos y huyo de la casa”.

La víctima denunció los hechos como un intento de homicidio en la mañana de Navidad, y tan sólo horas después,  “unos cazadores alertaron a los agentes (… ), acababan de hallar el cuerpo sin vida de un joven, colgado de un árbol”. La Guardia Civil comprobó que era el agresor y desde allí, el cuerpo fue trasladado  al Instituto de Medicina Legal de Oviedo para practicarle la autopsia.