Compartir

El rey Felipe VI presidirá hoy el acto de entrega de despachos a los 63 jueces que integran la sexagésimo octava promoción de la Carrera Judicial, que tendrá lugar a las 12.00 horas en la sede de la Real Academia Española (RAE). También asistirán al acto la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; la fiscal general del Estado, María José Segarra, y el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez.

Pese a que la Escuela Judicial tiene su sede en Barcelona, la entrega de despachos se celebra en Madrid en conmemoración del 40 aniversario de la Constitución, que supuso la creación del CGPJ, y del 25 aniversario de la aprobación de la Ley Orgánica 16/1994, que atribuyó al Consejo General del Poder Judicial la competencia en materia de selección y formación de jueces y magistrados.

Las primeras promociones de jueces que se formaron bajo esa norma recibieron sus despachos en la capital de España, ya que hasta 1997 no se inauguró la Escuela Judicial de Barcelona.

Además, con la elección de la RAE como sede del acto se reconoce la estrecha relación existente en los últimos años entre esta institución y el CGPJ, que ha permitido la publicación de obras como el Diccionario del Español Jurídico, el Libro de Estilo de la Justicia o el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico.

LA PROMOCIÓN EN CIFRAS

Según los datos contenidos en una encuesta que realizaron al ingresar en la Escuela Judicial, las mujeres, que son más de la mitad de los más de 5.377 jueces españoles en activo, representan el 63,49 por ciento de la nueva promoción, un porcentaje elevado aunque algo inferior al del curso anterior, en el que el 70,8 por ciento eran juezas.

Teniendo en cuenta el lugar de residencia habitual, según los datos de la citada encuesta, Andalucía es la comunidad autónoma que más jueces aporta (12), seguida por la Comunidad Valenciana (10), Castilla y León (ocho), Cataluña y Madrid (siete cada una) y Aragón y Canarias (cuatro cada una). También hay tres residentes en Castilla-La Mancha, dos en Navarra, dos en el País Vasco y uno en Extremadura, Galicia, Murcia, Baleares y Asturias.

La media de edad al ingresar en la Escuela Judicial en 2017 era de 27 años, aunque el alumno más joven tenía 23 años y el más veterano, 39. Cuando llegaron a la Escuela, habían dedicado una media de tres años y seis meses a preparar las oposiciones de acceso a la Carrera Judicial, a las que la mayoría –el 67,19 por ciento- había tomado la decisión de presentarse durante su estancia en la Universidad como estudiantes de Derecho.

El 95,88 por ciento de los nuevos jueces contó con el apoyo económico de sus padres durante la preparación de la oposición, y solo el 10,94 por ciento disfrutó de una beca.

La encuesta realizada a los nuevos jueces al comenzar el curso en la Escuela Judicial refleja que el 67,19 por ciento no tiene en su familia a nadie que ejerza una profesión en el sector jurídico. En los casos en los que sí existe esa relación, solo cinco alumnos tenían como familiar a un juez.

MOTIVACIONES Y PREFERENCIAS

La afición por el Derecho (84%), la independencia e imparcialidad de la función del juez (65%), el papel de garante de los derechos fundamentales (59%), la contribución al servicio público de la Administración de Justicia (59%) o la posibilidad de luchar contra la delincuencia (48%) son algunos de los motivos esgrimidos para ingresar en la Carrera Judicial.

En la citada encuesta, el área penal fue señalada como la preferida para ejercer en el futuro por el 39,55% de los miembros de la promoción, seguida por la civil (21,64%) y la de familia (11,19%).

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer fueron citados como preferencia de futuro por el 9,70% de los alumnos, por delante de la jurisdicción de menores (6,72%), la mercantil y los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria (4,48%), la social (1,49%) y la contencioso-administrativa (0,75%).

Cataluña y Andalucía son las dos comunidades autónomas a las que irán destinados más miembros de la promoción, ya que cada una de ellas contará con un total de 16 nuevos jueces. Le siguen Madrid, con nueve; Castilla y León, con cuatro; y Galicia y la Comunidad Valenciana, con tres cada una.

De los 63 miembros de la nueva promoción, 23 comenzarán a ejercer la jurisdicción como titulares de Juzgados de Primera Instancia e Instrucción y los 40 restantes quedarán a disposición del presidente del Tribunal Superior de Justicia al que vayan destinados, ante la inexistencia en este momento de plazas vacantes de titulares de órganos judiciales.