Compartir

El Rey presidirá este lunes el acto de apertura del Año Judicial, que tendrá lugar en la antesala de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del ‘procés’, en el que los dirigentes independentistas encausados se enfrentan a peticiones de penas de la Fiscalía de hasta 25 años de cárcel.

Este acto, que tendrá lugar al mediodía en la sede del Supremo, en Madrid, se produce después de que el presidente de la Generalidad, Quim Torra, declarara el pasado jueves que no aceptará la sentencia del ‘procés’ si es condenatoria y que impulsará la independencia si no se absuelve a Oriol Junqueras, Carme Forcadell y el resto de procesados.

En la inauguración del Año Judicial intervendrá, pronunciando un discurso, el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. Por su parte, la fiscal general del Estado, María José Segarra, presentará los datos de la Memoria de la Fiscalía correspondiente al año 2018.

A la ceremonia asistirán el vicepresidente y los magistrados del Supremo, así como los fiscales, abogados del Estado y letrados de la Administración de Justicia de dicho órgano; los vocales del CGPJ; la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado; y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

Además, está prevista la presencia de los presidentes del Congreso y del Senado, Meritxell Batet y Manuel Cruz; del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; de las presidentas del Consejo de Estado y del Tribunal de Cuentas, María Teresa Fernández de la Vega y María José de la Fuente; y de los presidentes y portavoces de las comisiones de Justicia del Congreso y del Senado.

LAZOS AMARILLOS Y SEGURIDAD

Entre los invitados a este acto de Apertura del Año Judicial está el magistrado Manuel Marchena, presidente de la Sala Segunda del Supremo y quien dirigió de febrero a junio pasados el tribunal que enjuició el sumario del ‘procés’, que está pendiente de sentencia.

La resolución que se dicte sobre el ‘procés’ será determinante para la vida política española, toda vez que Torra ha anunciado que no aceptará condenas y que la investidura en el Congreso está en el aire y puede desembocar en nuevas elecciones generales en noviembre si el presidente en funciones, Pedro Sánchez, renuncia a una nueva votación por falta de acuerdo con Podemos.

La apertura del Año Judicial este lunes también se celebrará tras conocerse que Torra se sentará también en el banquillo los próximo 26 y 27 de septiembre por negarse a quitar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat.

Otro asunto que también tiene su vertiente judicial y que puede ser tema de conversación entre los magistrados es cómo hacer frente desde el ámbito legal al problema de los delincuentes reincidentes y los delitos leves, desafío que se está manifestando de manera especial en los últimos meses en la ciudad de Barcelona.

(SERVIMEDIA)