Quantcast

El Rey ensalza a España ante Torra como “una democracia plena” mientras queman fotos suyas en la calle

El Rey se refirió hoy a España, en la cena inaugural del Mobile World Congress, como “una democracia plena” y con “instituciones sólidas” que se ha logrado colocar entre las naciones más democráticas del mundo gracias al “diálogo” y al “consenso” hecho realidad en logros como la Constitución.

Don Felipe presidió en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) la tradicional cena de gala previa a la inauguración oficial de la feria este lunes, a la que acudirá también este año el Rey.

Como la cena inaugural del Mobile del año pasado, la de esta edición volvió a tener como polémica el plante a Don Felipe por parte de la alcaldesa Ada Colau y el presidente de la Generalitat Quim Torra, que no quisieron participar en el saludo protocolario.

Colau y Torra sí estuvieron luego en la cena, sentados junto a representantes del Gobierno de Pedro Sánchez, como los ministros Nadia Calviño (Economía y Empresa), Meritxell Batet (Política Territorial) y Pedro Duque (Ciencia); la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y otros representantes del Ejecutivo catalán y el consistorio barcelonés.

Don Felipe tuvo palabras de elogio, de nuevo, para una Constitución que ha cumplido 40 años el año pasado y que salió adelante con el respaldo de la “gran mayoría de españoles”, en “un éxito político sin precedentes en la historia del país”.

El monarca se enorgulleció de que España se haya “convertido, por derecho propio, en una de las 20 democracias plenas del mundo reconocidas internacionalmente”, pudiendo disfrutar hoy de “sólidas instituciones” y de “fortaleza política y económica”.

En su intervención, El Rey defendió Barcelona como un gran lugar para hablar de los nuevos desafíos de la transformación digital. Volvió a pedir que esa transformación digital se haga sin dejar a nadie atrás, con respeto a los derechos y con formación para todos.

FOTOS QUEMADAS Y CORTES DE TRÁFICO

A la cena acudieron unas 150 personas, entre ellas la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat; el ‘padre’ de la Constitución Miquel Roca, y el presidente de la Cámara de Comercio de España y presidente de Freixenet, José Luis Bonet.

Fuera del museo, y rodeados de fuertes medidas de seguridad, varios cientos de personas convocadas por los CDR (Comités de Defensa de la República) protagonizaron desde horas antes una marcha, con cortes de tráfico incluido, en la que quemaron fotos del monarca y corearon proclamas contra la “represión fascista” y el nuevo viaje del Rey a Cataluña. Varias personas hicieron también a lo largo de la jornada una sentada ante el museo con una pancarta en la que podía leerse en catalán “Destronémoslo”.

Por la mañana en un foro preinaugural del Mobile, fue preguntada por las protestas contra el monarca la ministra de Economía y Empresa. Nadia Calviño quitó hierro a lo que calificó como “gestos” y “elementos de crispación” por la visita real a la Ciudad Condal, y aseguró que lo hay que poner en valor es que el Mobile es “un ejemplo de éxito” mundial de los españoles y “un ejemplo de colaboración” entre las Administraciones central, catalana y barcelonesa.

Comentarios de Facebook