Quantcast

El Gobierno presentará el jueves un plan de “impulso” al turismo que buscará atajar la precariedad laboral

El Gobierno presentará el próximo jueves un plan de “impulso” al turismo diseñado junto a los representantes del sector y en coordinación con las Comunidades Autónomas y que entre sus prioridades buscará reducir la precariedad laboral y “afianzar los territorios en riesgo de despoblación”.

Así lo avanzó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este domingo durante su comparecencia semanal tras la Conferencia de Presidentes autonómicos donde subrayó la importancia de apostar por una industria clave para el conjunto de la economía.

Sánchez refirió que se trata de uno de los sectores más afectados por la emergencia sanitaria y el hecho de que represente el 12% del PIB y del empleo del país hace que todo impacto en esta industria “acarrea consecuencias gravísimas” sobre la economía y las familias que se dedican al sector.

Según detalló, su actuación fue “clave” en la recuperación de la crisis del 2008 “y lo volverá a ser ahora”. España es el segundo país del mundo en número de visitantes y por gasto turístico, y desde hace cinco años recordó que el país lidera el Índice de Competitividad Turística elaborado por el Foro Económico Mundial.

La intención es consolidar el liderazgo como destino turístico, garantizando que es referencia también en protección y salud. Sánchez dijo que la crisis actual “no puede llevarnos al punto anterior”, sino que toca aprovechar y reforzar “las grandes fortalezas” de la oferta turística para impulsar “una renovación urbana y hacerla más sostenible desde el punto de visto medioambiental”.

“Nos aseguraremos de que el desarrollo del turismo contribuya a afianzar los territorios en riesgo de despoblación. Mejoraremos las condiciones de empleo, reduciendo la precariedad y la brecha de género”, abundó. Asimismo, avanzó que se fomentará “la convivencia entre la población turística y la población autóctona con la máxima seguridad sanitaria”.

REAPERTURA DE FRONTERAS

Como había avanzado a los presidentes autonómicos, confirmó que el próximo día 21 se reabrirán las fronteras con los Estados miembros europeos, salvo con Portugal que ha solicitado posponerlo. El libre flujo de viajeros con el país vecino tendrá lugar el 1 de julio, como con el resto de países fuera de Schengen con los que haya reciprocidad.

A partir del 21 desaparecerá así en la práctica la obligación de cuarentena para los viajeros que entren en el país desde la Unión Europea (UE), manteniendo las medidas de protección acordadas entre los países. A partir del día 1 de julio se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países, de fuera del ámbito Schengen, que cumplan tres requisitos: su situación epidemiológica sea análoga o mejor a la de la UE, asuman ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino, y actúen con reciprocidad permitiendo viajeros procedentes de la Unión.

En el entretanto España empezará a rodar la próxima semana el ‘corredor’ de Baleares o una especie de proyecto piloto que implicará la llegada de 10.900 turistas alemanes a las Islas. Sánchez explicó que servirá para verificar “todas las medidas de seguridad que aplicaremos en esta temporada turística”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook