Compartir

El astronauta de la ESA y actual comandante de la Estación Espacial Internacional (ISS), Alexander Gerst, regresó este jueves a la Tierra a bordo de una cápsula Soyuz junto con la astronauta de la NASA Serena Auñón-Chancellor y el cosmonauta de Roscosmos Sergei Prokopyev.

A bordo del mismo cohete Soyuz MS-09 que los llevó hasta la Estación Espacial Internacional el 6 de junio de 2018, los tres aterrizaron en la estepa kazaja a las seis de la madrugada, según informó la Agencia Espacial Europea (ESA).


Gerst se ha trasladado a Colonia (Alemania), donde lo seguirá monitorizando el equipo de medicina espacial de la ESA mientras se readapta a la gravedad terrestre en las instalaciones ‘envihab’ del Centro Europeo de Astronautas de la ESA.

Con el regreso de Gerst a la Tierra concluye con éxito la misión ‘Horizons’, una misión en la que el astronauta llevó a cabo más de 60 experimentos europeos en el espacio, que le permitió convertirse en el segundo comandante europeo de la Estación Espacial Internacional, durante la cual recibió a seis vehículos de reabastecimiento, instaló el primer sistema comercial para investigación en el laboratorio Columbus, envió un mensaje importante sobre el cambio climático a los líderes de la conferencia COP24 y fotografió en tiempo real el lanzamiento frustrado de un cohete Soyuz.

La tripulación regresó a la Tierra en el transportador Soyuz acompañada de una serie de experimentos científicos. Uno de ellos, denominado ‘Dosis 3D’, ofrece información detallada sobre la dosis y la distribución de la radiación a bordo de la ISS. Es uno de los muchos experimentos que aportarán beneficios tanto para la Tierra como para la exploración humana y robótica en un momento en que Europa se prepara para futuras misiones a la Luna y más allá.


Gerst ha pasado un total de 363 días no consecutivos viviendo y trabajando en la ISS y el 20 de noviembre se sumó a sus socios internacionales para celebrar los 20 años de colaboración en este proyecto internacional.