Compartir

“Prohibido piropos” o “prohibido sobones” son algunos de los carteles que este año ilustran el carnaval de Zamora que arranca este viernes y que se prolongará hasta el próximo miércoles 6 de marzo, después de que el Ayuntamiento haya puesto en marcha la campaña “Zamora libre de machotes” y que incluye la prohibición de lanzar piropos.

La Concejalía de Igualdad ha justificado esta iniciativa en la búsqueda de acabar con los “piropos y el acoso callejero”, que a su entender constituyen una forma de violencia de género socialmente aceptada.

Para ello, y según explicara su responsable, Adoración Martín, se han pegado carteles en las zonas de ocio juvenil, y se han  instalado señales llamativas, similares a las de tráfico, en las que se “prohíbe” la presencia de sobones, piropos y mirones. Además se repartirán chapas con el eslogan “Zamora libre de machotes”.

El consistorio, gobernado por Izquierda Unida, ha querido subrayar que la campaña no solo va dirigida a los hombres que hacen uso de esas conductas “abusivas”, sino que también sitúa el foco sobre las mujeres que consideran que eso es algo normal.

La iniciativa no ha estado exenta de polémica y desde el grupo municipal de Ciudadanos se ha calificado como “frívola y desacertada”.