Inicio Actualidad

Dos hermanos salvan la vida después de que un barco pasara por encima de su kayak en Mallorca

Compartir

Dos vecinos de Palma de Mallorca salvaron la vida de manera milagrosa el pasado domingo cuando una embarcación de grandes dimensiones pasó por encima de su kayak mientras se dirigían a una cala de la isla.

Sebastià y Antoni Vich, hermanos de 27 y 18 años respectivamente, sufrieron un grave accidente con su barca en la bocana de sa Calobra, informa ‘ÚtimaHora’.

«Estábamos disfrutando de un día de playa y haciendo deporte junto a mi hermano en el kayak. En un momento dado, decidimos poner rumbo a Cala Tuent. En ese instante, vimos venir a toda velocidad a una embarcación de gran tamaño Estoy afónico de tanto gritar. Me puse de pie en el kayak, hicimos sonar el silbato y realizamos señas de todo tipo, incluso con los remos al aire. El barco venía de frente a por nosotros y no pudimos hacer nada para evitar la colisión. Lo último que recuerdo fue que le grité a mi hermano y le dije que se tirara al agua», comentó Sebastià en declaraciones recogidas por el citado medio.

La barca que les arrolló media 13.5 metros de eslora y de 4.5 metros de ancho. Cuando impactó en la pequeña embarcación, el propio Sebastià salió volando unos metros por el aire.

«Estamos vivos de milagro. Menos mal que pudimos evitar colisionar contra la hélice. Cuando el barco nos pasó por encima los dos pensábamos que íbamos a morir. Casi no puedo moverme porque tengo un latigazo en el cuello y mi hermano un fuerte golpe en el brazo. Lo peor de todo es que los ingleses que iban en el barco no se enteraron de nada» aclaró Sebastià.

Los hermanos fueron rescatados por un grupo de amigos de la localidad de Sóller que navegaban en otra embarcación en la misma zona. «No tenemos palabras para agradecer a los chicos que se lanzaron al agua para ayudarnos. Los dueños del barco que nos embistió ni se enteraron del accidente. Luego han lamentado lo ocurrido e intentan llegar a un acuerdo amistoso», concluye Sebastià Vich.

Ambos tuvieron que ser trasladados hasta el hospital de Inca donde fueron atendidos de las lesiones que presentaban.