Compartir

DIA cumplirá el próximo lunes 22 de julio con el pago de un bono de 305 millones de euros que vence dicho día y que la compañía pagará tras cerrar el acuerdo de refinanciación con sus acreedores.

Según señalaron fuentes de la compañía a Servimedia, “está fuera de toda duda que DIA cumplirá con sus obligaciones financieras con los bonistas”, por lo que no existe riesgo de que no se formalice el acuerdo de refinanciación con los acreedores al que se llegó el pasado 25 de junio y que está pendiente de oficializarse en los próximos días.

Este mismo martes, la compañía, a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), informó sobre la ampliación del plazo para terminar de formalizar el plan de refinanciación. El vencimiento estaba previsto para ayer, 15 de julio, pero compañía y acreedores lo han ampliado hasta el próximo viernes, 19 de julio.

Fuentes de DIA explicaron en este sentido que el plan de refinanciación anunciado el 25 de junio saldrá adelante en las mismas condiciones y que su formalización está pendiente de un mero aspecto formal, debido a la necesidad de hacer llegar toda la documentación a los 17 acreedores, pero que no hay ningún riesgo de que no se cierre el acuerdo debido precisamente a la cercanía del vencimiento del bono del día 22.

El plan de refinanciación acordado por DIA y sus acreedores el pasado 25 de junio incluye la posibilidad de obtener nuevas líneas de financiación por un importe de hasta 280 millones de euros, de los cuales ya tiene compromisos vinculantes por 270,80 millones. Por otro lado, extiende hasta 2021 las financiaciones bilaterales otorgadas por acreedores sindicados o sus filiales a DIA o sus filiales, salvo una financiación bilateral que ha quedado inicialmente prorrogada hasta mayo de 2020 y otras puntuales extendidas con carácter semestral renovable.

Además, el convenio incluye llevar a la Junta General un aumento en 100 millones de los fondos a inyectar en DIA, aumentando la ampliación de capital prevista desde 500 a 600 millones de euros. LetterOne, máximo accionista de DIA, se comprometió a votar a favor de tal incremento y ejercitar el derecho de suscripción preferente en proporción a su porcentaje de capital, si bien el aseguramiento de la operación lo mantendrá en los 500 millones.

Una vez oficializado el plan de refinanciación y cumplido con el vencimiento del bono de 305 millones del próximo lunes, el siguiente paso a dar en la compañía de distribución y alimentación será precisamente la ampliación de capital, que irá destinada en su mayor parte a devolver a LetterOne los 500 millones adelantados en un préstamo participativo, tal y como se acordó en el plan publicado en junio.