Quantcast

Detenido en Tenerife un hombre que se arrojó al mar y se escondió en una cueva para no explicar por qué salió de casa

La Guardia Civil ha detenido en el municipio de Las Galletas (Santa Cruz de Tenerife) a un hombre que se arrojó al mar y estuvo escondido durante horas en una cueva para no explicar ante los agentes el motivo de por qué salió de casa pese al estado de alarma por el Covid-19.

Según informó este jueves el Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar este pasado 12 de abril y la desaparición en el mar obligó a movilizar efectivos por tierra, mar y aire. A pesar de ello, este dispositivo no permitió localizar al denunciado, quien se presentó por su propio pie en el cuartel al día siguiente.

En ese momento, los agentes procedieron a su inmediata detención como presunto autor de un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad en relación con las medidas establecidas en el decreto del estado de alarma, tras lo cual se le puso a disposición del juzgado de Instrucción número 4 de Arona.

La Benemérita explicó que el inicio del incidente se produjo cuando, el pasado 12 de abril, guardias civiles localizaron a un hombre que se encontraba en la vía pública en la localidad de Las Galletas. Al dirigirse a identificarlo al objeto de conocer el motivo de encontrarse fuera de su domicilio, éste comenzó a correr portando un bolso en la mano y en dirección a la costa.

NADABA CON DIFICULTAD

Cuando ya se encontraba cerca del mar y a pesar de las órdenes de los agentes para que depusiera su actitud y frenara la huida, se arrojó al agua en una zona rocosa. Los guardias pudiendo observar cómo se sumergía y emergía nadando con dificultades, tras lo cual logró aferrarse a una roca hasta que se le perdió de vista.

De forma inmediata se activó un dispositivo de búsqueda para localizarlo, el cual se mantuvo durante todo el día con resultado negativo y en el que participaron las siguientes unidades de la Guardia Civil y servicios de emergencias: Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim), Servicio Marítimo Provincial, Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), helicóptero y personal del GES, Policía Local de Arona, Protección Civil de Arona, etc.

Paralelamente a la búsqueda y en horas nocturnas del mismo día, la Guardia Civil recibió la denuncia de una mujer por la desaparición de su marido, el cual no había vuelto a su casa tras salir a dar un paseo. Tras investigar los agentes si pudiera tratarse del varón que se había arrojado al mar, todos los indicios relacionados con edad, complexión y demás circunstancias confirmaron que se trataba de la misma persona.

A primera hora del día siguiente, se continúo con las labores de localización. Sin embargo, a las doce de la mañana, el acusado se presentó voluntariamente en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Playa de las Américas, manifestando a los agentes que durante el dispositivo de búsqueda estuvo escondido en una cueva, hasta que a las 23.00 horas la abandonó y se fue a su domicilio.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook