Compartir

La Policía Nacional detuvo este martes en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) a un marroquí de 30 años de edad que estaba siendo buscado por su país por los delitos de integración en organización terrorista y tráfico de drogas.

Según informó este miercoles la Policía, el arrestado (M.E.M.J) huyó en septiembre de 2018 de Tánger tras la desarticulación de la célula yihadista de la que formaba parte. Tras su fuga, logró entrar de manera clandestina en España y se ocultó en Cataluña.

M.E.M.J se dedicaba en Marruecos a facilitar el desplazamiento de terroristas islamistas a la zona sirio-iraquí. Asimismo, en 2012 tomó la determinación de desplazarse a Siria para llevar a cabo la yihad, hechos por los que cumplió condena en una cárcel marroquí.

El arresto en Santa Coloma de Gramanet se llevó a cabo gracias a una Orden Internacional de Detención emitida por Marruecos y con la colaboración de la Diréction Général de la Surveillance du Territoire (DGST) del país norteafricano.

Detenido un presunto terrorista yihadista en Santa Coloma de Gramanet, provincia de #Barcelona.#SomosTuPolicía 🎥⤵ pic.twitter.com/aFXjGFRYED

El yihadista se dedicaba en Marruecos a financiar actividades terroristas por medio de la comisión de delitos comunes y tráfico de estupefacientes. El análisis de la información realizado por parte de los investigadores de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional permitió conocer que el detenido había accedido de forma ilegal a suelo nacional a finales del pasado año.

Aunque M.E.M.J adoptaba en sus movimientos y comunicaciones numerosas medidas de seguridad para evitar ser detectado, los agentes españoles consiguieron seguir sus pasos hasta Santa Coloma de Gramanet. El domicilio donde residía fue registrado por los investigadores.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número tres y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.