Quantcast

Cuatro menores marroquíes llegan a Ceuta en una barca hinchable de juguete

Un grupo de cuatro jóvenes de nacionalidad marroquí que han asegurado ser menores de edad a la Guardia Civil han sido recogidos durante la madrugada de este lunes por unidades de costa de la Benemérita en la playa del Tarajal después de bordear el espigón marítimo fronterizo en una embarcación hinchable de juguete.

Los adolescentes, que ahora deberán ser sometidos a una prueba de determinación de edad por parte de la Policía Nacional, lograron esquivar los sistemas de vigilancia del perímetro fronterizo de la ciudad autónoma que utiliza el Instituto Armado aprovechando la densa niebla que ha cubierto Ceuta hasta bien entrada la mañana.

Los migrantes que llegan a la ciudad deben ser sometidos a una cuarentena de entre 9 y 14 días, en función de su sintomatología, para prevenir la propagación del coronavirus. A tal efecto la Administración local, que tutela a unos 420 menores extranjeros no acompañados (MENA), unos 200 menos que tras la declaración del estado de alarma, dispone de una pensión y ha acondicionado parte del antiguo Hospital de la Cruz Roja para darles cobijo en aislamiento.

La presión migratoria sobre la localidad española norteafricana ha caído un 72,6% en lo que va de año con respecto a 2019. Desde el 1 de enero hasta la semana pasada habían llegado irregularmente a la ciudad autónoma por esa vía 87 personas en 23 embarcaciones, mientras que durante el mismo periodo del año anterior lo habían conseguido 317 en 46. A través de la frontera terrestre solo han logrado acceder a territorio español 195 indocumentados, un 70% menos que en 2019 (653).

Comentarios de Facebook